Comunidad

10 de marzo de 2020 | por: Comunicación EADIC 2 | 0 comentarios

Aparcamientos en la ciudad y seguridad vial

Vivo en una ciudad de tamaño mediano, en un barrio cerca del casco histórico. Es un barrio con una población de unos 65.000 habitantes, que tuvo su mayor desarrollo en las décadas de los 60 y 70, y cuya tasa de envejecimiento es del 210% —cociente entre personas adultas de 65 años o más con respecto a los menores de 15 años—, según datos del padrón del 2015.

En este entorno urbano hay problemas de aparcamiento, y las calles, por lo general estrechas, se ven invadidas por coches aparcados, ya sea en batería o en línea.

Foto: Pixabay

El caso es que, revisando los datos publicados por el periódico local, he constatado la frecuencia relativamente alta de atropellos en mi barrio, concentrados en algunas calles especialmente estrechas. Se producen sobre todo en pasos peatonales, dónde el conductor del vehículo no puede ver con suficiente antelación si hay alguien cruzando, pues hay coches aparcados muy cerca al paso.

Hay un concepto técnico denominado visibilidad de parada, que es “la distancia dentro de un carril que existe entre un vehículo y un obstáculo situado en su trayectoria, en el momento en que el conductor puede divisarlo sin que luego desaparezca de su campo visual”. Para una velocidad de 50 km/h y una pendiente llana, la visibilidad de parada es de 50 metros; para una velocidad de 30 km/h y una pendiente llana, está entorno a los 25 metros.

Esto es lo que habría que aplicar a este problema. Del análisis de estos accidentes se desprende que los vehículos no tienen suficiente visibilidad para reaccionar ante un peatón que cruza, que suele ser una persona mayor. Estas, por su edad, tienen pocos reflejos y se produce el accidente.

Una medida sencilla que solucionaría el problema sería inhabilitar esas plazas de aparcamiento próximas al paso de peatones en sentido de la marcha. No supone ningún coste ni esfuerzo para el ayuntamiento, y adaptaría el entorno de la vía a la situación social en ese barrio.

No deja de ser una solución de Seguridad Vial. Muchas veces pensamos que la Seguridad Vial implica una inversión y cambios importantes, y es todo lo contrario; cambiando una señal, cambiando el entorno de la vía, rebajando su velocidad,… se pueden conseguir los objetivos que queremos.

Autor: Angel Ignacio Gascón, docente del Máster Internacional en Tráfico, Transportes y Seguridad Vial de EADIC

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog