Comunidad

26 de junio de 2017 | por: Equipo Comunicación | 0 comentarios

Análisis de inversiones (III): Tasa Interna de Retorno

La Tasa Interna de Retorno (TIR) de una inversión es el tipo de actualización que anula el Valor Actual Neto (VAN) de la misma, es decir, que iguala el valor actual de los Flujos Netos de Caja (CFi) al desembolso de la inversión (CFo).

Regla de decisión y significado económico

La Tasa Interna de Retorno (TIR) mide la rentabilidad relativa anual bruta del proyecto de inversión sobre el capital que permanece invertido a principios de cada año.

Esta rentabilidad incluye la retribución a los recursos financieros del capital invertido, por lo que  es  bruta,  y  además,  se  refiere  al  capital  que  a  principios  de  cada  año  permanece inmovilizado en el proyecto y no al capital que se inmoviliza inicialmente.

Por ser una medida de rentabilidad bruta, la Tasa Interna de Retorno (TIR) debe compararse con el coste de la financiación.

Este criterio propone aceptar aquellos proyectos de inversión que tengan una Tasa Interna de Retorno (TIR) superior al coste de capital de la empresa o tipo de actualización, y rechazar aquellos que rindan por debajo de ese coste.

Cuando existen varios proyectos se ordenarán dando preferencia a aquellos que tengan una Tasa Interna de Retorno (TIR) mayor.

Ventajas  de la Tasa Interna de Retorno (TIR)  respecto al Valor Actual Neto (VAN)

Un concepto de rentabilidad relativa, como es la Tasa Interna de Retorno (TIR), es más fácil de ser entendido en la práctica empresarial, por estar expresado en porcentaje, fórmula que se usa corrientemente para expresar tipos de interés de coste financiero.

No es necesario hacer referencia para el cálculo de la Tasa Interna de Retorno (TIR) al tipo de interés del proyecto. Sin embargo, esta ventaja es aparente, porque es necesario determinar K para poder aplicar el criterio de aceptabilidad.

Tasa Interna de Retorno (TIR)

Inconvenientes de la Tasa Interna de Retorno (TIR) respecto al Valor Actual Neto (VAN)

Para el cálculo a nivel matemático de la Tasa Interna de Retorno (TIR) es preciso resolver una ecuación compleja, por lo que, de  no  disponer  de  calculadora  financiera  u  ordenador,  debemos  trabajar  por  aproximaciones sucesivas, fijando un valor para la tasa de descuento y ver qué valor arroja el Valor Actual Neto (VAN) y así ir ajustando hasta identificar el valor de la tasa de descuento que hace que el Valor Actual Neto (VAN) sea = 0.

Existe en Excel una función que permite calcular fácilmente tanto la Tasa Interna de Retorno (TIR) como el Valor Actual Neto (VAN).

También te pueden interesar otros artículos relacionados:

Análisis de Inversiones I

Análisis de Inversiones II: Valor Actual Neto (VAN)

Autor: Liliana Grande, profesora del Máster en Dirección de Proyectos Internacionales y del Máster MBA en Dirección de Empresas y Gerencia de Proyectos de Ingeniería y Construcción

Máster en Dirección de Proyectos Internacionales

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog