Comunidad

22 de enero de 2021 | por: José Gutiérrez | 0 comentarios

Alstom compra el negocio ferroviario de Bombardier a un precio entre 5.800 y 6.200 millones de euros

En este nuevo post me hago eco de una noticia que surgió a finales del mes de febrero de 2020, justo antes del confinamiento por el COVID-19, y que considero muy interesante para el mundo ferroviario.

El grupo francés Alstom hizo oficial la compra de la actividad de transportes de la canadiense Bombardier a un precio entre 5.800 y 6.200 millones de euros, lo que supone la creación del segundo mayor grupo ferroviario del mundo, tras el chino CRRC.

Maqueta del nuevo tren AGV de Alstom

Maqueta del nuevo tren AGV de Alstom

El acuerdo ha sido firmado con la actual dirección de Bombardier, compañía muy minada por las deudas, y por el banco canadiense CDPQ (Caisse de Depot et Placement du Quebec), principal acreedor, que se convertirá en el mayor accionista del conglomerado con un 18 % del capital, indicó Alstom en un comunicado.

La operación se produce meses después de que las autoridades comunitarias de la competencia vetaran la fusión entre Alstom y la alemana Siemens, que habría creado el líder mundial del sector. Desde entonces, el grupo galo buscaba una operación que consolidara su situación en un mercado en el que la competencia de CRRC está siendo cada vez más dura, con una cuota de mercado estimada para el grupo chino en el 70 % y una presencia creciente en Europa.

Dado el dominio de la china CRRC, la soltería no era una opción.

Entre ambos grupos acumulan pedidos por valor de 72 mil millones de euros y un volumen de negocios de unos 15.500 millones anuales, en un sector cuyo crecimiento se estima entre el 3 y el 5 % hasta 2025, gracias en buena medida al tirón ecológico del transporte ferroviario, a medida que sube la población urbana y los países tratan de bajar sus emisiones de CO2. En la actualidad, Bombardier Transport cuenta con 40 mil empleados y Alstom con 36 mil.

Bombardier domina los sistemas de señalización y el mercado americano

Alstom incorpora a su catálogo los sistemas de señalización en los que Bombardier es uno de los líderes mundiales, además de su clientela americana, que a partir de ahora se gestionará a partir de Montreal. Además, el banco CDPQ será un socio a largo plazo y se compromete a invertir en la empresa los dos mil millones que obtendrá por la venta y otros setecientos millones suplementarios.

El ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, respaldó la operación que permitirá a Alstom, participada también por el Estado, de “preparar el futuro en un contexto de competencia cada vez más intenso”.

“El desarrollo de una industria ferroviaria europea fuerte y competitiva es más que nunca una prioridad”, indicó en un comunicado Le Maire, quien aseguró que exigirá que la operación “cree valor a la industria francesa y europea, así como a los trabajadores” de ambos grupos y de las empresas con las que subcontratan.

¿Puede hacerlo mejor Alstom que Bombardier?

No debería ser difícil. Los trenes de esta tienen historial de llegar tarde o superar el presupuesto, además de la distracción de su rama de aviación. En 2019, las ventas cayeron un 7 % y el ebitda un 75 %. El resultado es que Alstom pagará precio de ganga, a solo 10 veces el beneficio operativo esperado para este año, frente a las casi 18 veces a las que cotiza ella.

Luego están los 400 millones de sinergias que, según Alstom, deberían surgir cuatro años después de que se complete el acuerdo. Más los 600 millones de ebit que se espera que genere este año la unidad comprada, suman unos 720 millones de beneficio operativo neto después de impuestos: un rendimiento cercano al 10 % sobre el desembolso de 7.500 millones, después de incluir los pasivos por pensiones.

Autor: Moisés Requejo. Docente del Máster en Logística y Transporte de EADIC.

Máster en Logística y transporte

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!