Comunidad

29 de diciembre de 2010 | por: EADIC | 0 comentarios

Agua y Civilización

agua y civilización

 

Los primeros asentamientos prehistóricos de homínidos tuvieron lugar junto a ríos, lagos o manantiales, siendo el agua y la lucha por su dominio fundamental en la supervivencia o desaparición de los pequeños poblados, que posteriormente darían paso a las florecientes ciudades cuna de los imperios en tiempos históricos.

Todas las culturas de la Antigüedad tienen unidos a su recuerdo recursos de agua, Egipto con el río Nilo, los aztecas con la laguna de Méjico, China con el río Yangtsé, Roma con el río Tíber, llegando en algunos casos a adoptar su nombre como el río Indo, o Mesopotamia entre los ríos Tigris y Eufrates. El agua, su dominio y la tecnología para su utilización decidían inexorablemente el éxito o el fracaso de culturas que sucumbieron víctimas de la sed, una vez perdido su control, agotado su caudal o empeorada su calidad.

La Edad Media supuso para la humanidad un estancamiento general en todos los ámbitos, y una vez más el agua se situó en el centro de la escena, su mala calidad provocó la propagación de enfermedades que diezmaron la población y detuvieron el progreso.

El agua alcanzaría nuevamente importancia para el progreso durante la Edad Moderna con el desarrollo de diversas aplicaciones en la incipiente “industria” preconizada por el genio de Leonardo da Vinci.

La revolución industrial durante la Edad Contemporánea supondría el mayor avance de la historia obteniendo su fuerza incansable de la máquina de vapor, el agua se convierte otra vez en indispensable para la evolución de la humanidad. Después de la invención del motor de combustión interna el agua continúa utilizándose en otros procesos industriales y en la generación de energías renovables como la hidroeléctrica.

Vista la transcendencia histórica de este recurso, estamos obligados a estudiar las tecnologías necesarias para su aprovechamiento, manteniendo sus características para las futuras generaciones al igual que trataron de hacer nuestros antepasados con mayor o menor éxito.

El cambio climático que busca consenso global en el protocolo de Kioto supone el último reto planteado, como no podría ser de otra forma, sitúa al agua de actor protagonista con grandes probabilidades históricas de ser de nuevo la solución del problema, o manifestarse de nuevo como el problema no solucionado.

Este conocimiento histórico debe prevalecer en los profesionales involucrados en el abastecimiento de tan preciado recurso, sabiendo que la aldea global repercutirá las acciones de cualquiera de sus pobladores sobre todos sus miembros.

En nuestras manos está la civilización del mal llamado planeta Tierra.

 

Este artículo ha sido aportado por Jesús Sampedro Tejedor,  Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos por la Univ. politécnica de Madrid. Dentro de sus 18 años de experiencia en el proyecto de obras hidráulicas ha desempeñado, entre otros, los puestos de Jefe del Departamento de abastecimiento en KV CONSULTORES S.L., Jefe del área de medioambiente en la ingeniería G.O.C. S.A. e ingeniero jefe de proyectos en PYCSA
 
Actualmente, Jesús colabora con la escuela abierta de formación Online para Ingenieros y Construcción: Eadic impartiendo el curso Proyecto de redes de abastecimiento de agua. 

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog