Comunidad

23 de diciembre de 2010 | por: EADIC | 0 comentarios

Construcción sostenible

 

Construcción sostenible

De todos son conocidas las grandes dificultades que está pasando el sector de la construcción en la actualidad en nuestro país y también en la Unión Europea. Y precisamente por encontrarnos en este momento estamos en la situación adecuada para pensar en la dirección que debe caminar nuestro sector de ahora en adelante. Es este un tema muy amplio y complejo y por ello quiero centrar este primer post en un asunto que podríamos llamar construcción sostenible.

Las construcciones son el responsable de entre un 35 y 40 % de las emisiones de gases de efecto invernadero en la Unión Europea y las actividades que se desarrollan en los edificios suponen un consumo aproximado del 40 % de la Energía que se usa en la Unión. Por ello la Unión en su Estrategia para el 2020 tiene muy presente a este sector como se refleja en la directiva 2002/91/CE relativa a la eficiencia energética en los edificios. En España se traspuso parcialmente mediante el RD 47/2007 sobre certificación energética.

Pero no me quiero centrar en el tema de desempeño energético de los edificios sino mas bien del concepto “embodied energy”  que lo podemos explicar como la energía consumida en la manufactura y transporte de los materiales de construcción de los edificios. Esta cantidad de Energía forma parte intrínseca de las construcciones y no depende de su funcionamiento, depende en gran medida de los procesos industriales de fabricación de los materiales y de las propias construcciones. En el campo de la edificación supone aproximadamente el 20% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero durante la vida del edificio. De ese 20% un 85% es la aportación de los materiales con los que se construye la obra.

Un modo de reducir por tanto ese 85% de aportación es la utilización de materiales reciclados y es a este punto donde quería llegar con este primer post. Hablando del caso concreto del Hormigón nos centramos en lo que indica nuestra norma actual, la EHE 08, en su anejo 15 trata de hormigones fabricados con áridos gruesos reciclados recomendando limitar su contenido a un máximo del 20%. No es de desear por tanto una mayor implicación de utilización de este tipo de materiales en nuestra normativa.

Es más cuando dentro de la Unión Europea se está proponiendo objetivos de reducción de uso de energías fósiles, aumento de la eficiencia energética y mayor uso de las energías renovables. Pero no por que sí, sino porque ve oportunidades de mejora para todos sus miembros. No sería un momento adecuado para que la norma EHE, incluyera de facto los criterios de sostenibilidad como uno mas a tener en cuenta y no con un triste artículo 5.1.3.1 y el anejo 13 sobre este asunto, que además deja en manos de la propiedad su aplicabilidad. No se trata de imponer, se trata de hacer las cosas de un modo ingenieril. Si hacer las cosas de un modo sostenible es mas económico, ¿no estamos cumpliendo una de las máximas de la ingeniería de hacer más con menos?

 

Pedro Macías Ortiz, es Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos por la Universidad Politécnica de Madrid. MBA en dirección de Empresas Constructoras en la EOI. Ha realizado el programa de Construcción Sostenible de la EOI y el de Especialista Universitario en Elementos Finitos por la UNED. Desde 1999 ha trabajado en empresas constructoras, FCC y Aldesa principalmente, ocupando los puestos de Jefe de Producción, Jefe de Obra y Jefe de Grupo de Obras tanto Civil como Edificación. Actualmente compatibiliza su trabajo de obra con el desarrollo de empresa consultora en Eficiencia Energética y Reducción de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero. Es profesor de la Escuela de Ingeniería y construcción: Eadic impartiendo el curso :Gestión eficaz, organización, control de producción y costes y planificación de obra. 

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!