Nacimiento de la mecánica de rocas como disciplina

La mecánica de rocas estudia, desde el punto de vista teórica y práctico, las propiedades y el comportamiento mecánico de los materiales rocosos, y su respuesta ante la acción de fuerzas aplicadas en su entorno.

La mecánica de rocas aplicada parte de la ingeniería mecánica clásica y de la mecánica de medios continuos, pero la naturaleza variable de los materiales que analiza, la confieren un elevado número de factores específicos que la identifican como una disciplina diferente a la mecánica de suelos.

El estudio de la respuesta de los materiales rocosos requiere la aplicación de un gran número de técnicas analíticas desarrolladas específicamente para esta rama de la mecánica.

Figura 2. Túnel excavado en roca.

El comportamiento de un macizo rocoso es muy distinto del comportamiento de un suelo, y mucho más complejo debido a la anisotropía, heterogeneidad y discontinuidad que presentan las masas rocosas, lo que provoca que su comportamiento sea más complejo y menos predecible desde el punto de vista tenso-deformacional.

Es de destacar que en un macizo rocoso los esfuerzos que actúan se rigen por fenómenos complejos y de difícil modelización, al existir tensiones litostáticas, tensiones tectónicas, tensiones sísmicas, fracturación local, tensiones de descompresión, etc., que dificultan su modelización y por consiguiente la predicción de su comportamiento, a diferencia de la mecánica de suelos, los cuales se pueden consideran un medio más o menos continuo y, en cierta medida, sus propiedades pueden ser “extrapolables”, circunstancia que no se produce en las masas rocosas.

La mecánica de rocas surge como disciplina aproximadamente en los años 60 del siglo XX, cuando bajo la insistencia de la “Escuela Austriaca”, con Stini y Müller al frente, se desvincula de la Sociedad Internacional de Mecánica del Suelo (ISSMEGG, International Society for Soil Mechanics and Geotechnical Engineering), con la oposición Karl Terzaghi. De esta forma, se funda la “Sociedad Internacional de Mecánica de Rocas” (ISRM, International Society for Rock Mechanics and Rock Engineering) en 1.962 en Salzburgo (Austria).

El nacimiento de la mecánica de rocas como disciplina independiente de la mecánica de suelos se debe principalmente a que la aplicación de los conceptos y principios de la mecánica de suelos no eran directamente aplicables a las masas rocosas al existir un nuevo concepto o elemento que gobernaba y controlaba el comportamiento de las rocas, como eran las discontinuidades.

Estas conclusiones surgen debido a las experiencias adquiridas en la construcción del “Canal de Panamá” (1.884 – 1.914) y máxime teniendo en cuenta diferentes desastres ingenieriles que se produjeron en la mitad del siglo XX, como el de la “presa de Malpasset” (1.959), “mina de Coalbrook” 2 (1.960) y la “presa de Vajont” 3 (1.963), que obligaron a un replanteamiento de la mecánica utilizada hasta ese momento sobre las masas rocosas.

 

Figura 3. Desastre producido por el derrumbe de la presa de Malpasset (Francia).

 

Figura 4. Desastre de la presa de Vajont (Italia). Zona de deslizamiento de la ladera norte del monte Toc

 

Figura 5. Desastre producido por el derrumbe de la presa de Vajont (Italia).

 

Figura 6. Derrumbe de la presa de VaJont (Italia). Portada del periódico Corriere Della Sera.

 

Los primeros estudios rigurosos relacionados con la mecánica de rocas (denominada entonces control de estratos), aparecen principalmente con motivo de los problemas planteados por los movimientos producidos en la superficie y en todo el terreno por las explotaciones subterráneas de carbón en Europa. En la Conferencia Internacional sobre sobre “Presión de las rocas y sostenimiento de las minas” (International Conference on Rock Pressure and Ground Support) que se celebró en Lieja (Bélgica) en 1.951, se presentaron los primeros desarrollos científicos de la mecánica de rocas aplicados a la minería, principalmente del carbón, pudiendo considerarse como el primer congreso de lo que hoy conocemos propiamente como mecánica de rocas.

Es de destacar que la primera aparición pública del término “mecánica de rocas” aparece en 1.957 en el libro de J. Talobre 4 , “La mécanique des roches apliquée aux travaus publics”, posteriormente traducido como mecánica de rocas.

Figura 7. “La mécanique des roches apliquée aux travaus publics”. Joseph Talobre (1.957).

 

Desde sus orígenes en los años 60 y a lo largo de su evolución ha habido cierta tendencia de considerar la “mecánica de rocas” como una disciplina derivada o “subordinada” de la “mecánica de suelos”.

A pesar de la similitud en lo que respecta a los principios básicos, existen una serie de aspectos clave que permiten una clara distinción entre ambas disciplinas, entre las que destacan:

  • Los procesos de rotura de “rocas intactas” o “roca matriz” implican mecanismos de fracturación, así como generación y crecimiento de grietas en un medio “pseudo-continuo”, mientras que en los “suelos” la rotura no afecta a la integridad mecánica de cada uno de los granos individuales.
  • Las masas rocosas se caracterizan por ser anisótropas, discontinuas y heterogéneas.
  • Los suelos, en las condiciones normales de operación, suelen encontrarse sometidos a campos de tensiones generalmente débiles, a diferencia de las rocas que se encuentran sometidas a estados de tensiones mucho mayores.
  • Las rocas suelen tener módulos elásticos y resistencia mucho mayores que los suelos.
  • El flujo de agua en las rocas se produce siguiendo las fisuras o fracturas existentes en la roca, lo que provoca niveles bajos de permeabilidad. En el caso de los suelos el flujo se agua se produce a través de los poros que deja el entramado de partículas sólidas.

 

Por tanto, la mecánica de rocas es una disciplina diferenciada de la mecánica de suelos debido al diferente comportamiento y más complejo que presentan las masas rocosas por la presencia de discontinuidades que le proporcionan a las masas rocosas un marcado carácter de anisotropía, heterogeneidad y discontinuidad, dificultando de esta forma su modelización y la predicción de su comportamiento.

Autor: José Ramón Noguera, docente del Máster en Geotecnica y Cimentaciones de EADIC.

 

Procesos Industriales “Llave en mano” : El futuro hecho presente

De sobra es conocido que en el diseño de procesos industriales son múltiples las disciplinas de la ingeniería y las ciencias que conforman los recursos humanos durante la fase de ejecución. Cada técnico aporta sus conocimientos y especialidad con el objetivo principal de optimizar el proceso global y conseguir los mejores resultados en base a su experiencia.

Desde hace aproximadamente una década el asesoramiento cualificado ante una necesidad determinada (ampliación de fábricas, ampliación de recursos, optimización de un proceso industrial, cambio de tecnología, gestión de producción…) hace que cada vez más se reclame la necesidad de grupos empresariales altamente cualificados que aporten su mejor solución.

Ante esta necesidad muchas empresas recapitulan datos necesarios para la ejecución del proyecto de forma telemática o con pocas visitas a las instalaciones para poder implantar su mejor solución de forma modular, sencillez y dinamismo es una filosofía en el trabajo de ingeniería.

Los módulos los podemos considerar pequeños bloques que realizan una operación unitaria con un determinado objetivo consiguiendo entre otras ventajas:

  • Una mayor sencillez en el proceso de implantación o layout.
  • Una mayor garantía dado que el módulo se suministra montado y probado en un taller ajeno a la planta donde se va a implantar.
  • Una mayor facilidad, por lo general, en el proceso de transporte.
  • Una garantía de funcionalidad dado que ha sido desarrollado por un equipo especializado en la materia.
  • Una instalación sencilla con una puesta en marcha instantánea no teniendo que realizar varias visitas o controlar la logística de recepción de materiales (“llave en mano”).
  • Poder implementarlos en metodología BIM de forma muy sencilla.
  • Aportar las menores molestias para el cliente final en caso de tratarse de un caso de ampliación o mejora de un proceso ya existente.

Las operaciones unitarias en módulo para distintos sectores industriales se estudian en el módulo I correspondiente al máster en Diseño y Construcción de Plantas Industriales.

Autor: Borja Garrido Arias, profesor del Máster en Diseño y Construcción de instalaciones y plantas industriales de EADIC.

Curvas Peligrosas: importancia de las señales en el control de proyectos

Hace unos veinte años me encontraba participando de en un curso de manejo defensivo en compañía de varios compañeros de trabajo; el instructor estaba compartiendo la importancia de las señales de tránsito, y mostraba algunos ejemplos solicitando a los participantes que indicáramos el nombre de cada señal.

Cuando nos mostró la señal de prevención donde se aprecia un vehículo y un par de líneas curvas sobre la parte inferior del mismo… Se escucharon varias voces; la mayoría indicó: Camino resbaladizo!, otros dijeron: Curvas peligrosas!!!, y casi al final se escuchó una voz que dijo: “Peligro!!!, serpientes en la vía!!!”…

Efectivamente estábamos visualizando la señal de camino resbaladizo; pero debo confesar que jamás hubiera imaginado que alguien estuviera pensando en serpientes en la vía… quizá lo más curioso del caso es que un equipo de trabajo observa un par de curvas y visualiza problemas completamente diferentes.

De la misma manera ocurre cuando el equipo del proyecto visualiza un par de líneas curvas y cada miembro esgrime una conclusión totalmente diferente… en definitiva, si no sabemos reconocer las señales, las acciones que llegaremos a tomar pueden ser muy distantes a las que deberíamos haber tomado para mantener el proyecto dentro del rumbo deseado.

De acuerdo con Cartay (1996), la experiencia demuestra que la ejecución de un proyecto no está en proporción directa con el tiempo que consume, sino que tiende a seguir una relación de curva “S” que indica que el porcentaje de rapidez de avance del trabajo es más bajo al comienzo y al final de la actividad o del proyecto.

La curva “S” de ejecución programada o planificada de un proyecto se construye a partir del Diagrama de Gantt y muestra el porcentaje de ejecución previsto, expresado con base en la duración de las actividades, el costo, las horas-hombre o en cualquier otra variable que se juzgue significativa para la planificación del proyecto.

Al comparar esta curva con el consumo real del proyecto, expresado con base en la duración de las actividades, el costo o las horas-hombre, estamos visualizando la eficiencia del proyecto, es decir, la proporción y/o diferencia entre el valor previsto de la ejecución y el costo real o recursos utilizados para alcanzar dicho valor.

Cuando la comparación se realiza con la ejecución real del proyecto, expresado con base en la duración de las actividades, el costo o las horas-hombre que generaron entregables, o que aportaron valor, o que se pueden asociar directamente con producción o cumplimiento, estamos visualizando la eficacia del proyecto; esto es, la proporción y/o diferencia entre el progreso físico programado y el progreso físico real.

En el contexto de Gestión del Valor Ganado, se podría resumir de la siguiente manera:

  • La Eficacia mide la proporción del progreso alcanzado respecto a lo programado, permite identificar atrasos en la ejecución del proyecto en el tiempo. Está expresada a través del Índice de Desempeño del Cronograma (SPI).
  • La Eficiencia mide la proporción del consumo de los recursos respecto a lo programado, permite identificar sobrecostos en la utilización de los recursos del proyecto en su ejecución. Está asociada al Índice de Desempeño del Costo (CPI).

En virtud de lo anterior, se puede afirmar que un proyecto es efectivo cuando, para determinado período, alcanza un progreso físico igual o mayor al programado, con un consumo de recursos en menor o igual cantidad que lo estimado; por lo tanto, el Índice de Desempeño de Costo y Cronograma (CSI) se combinan como un indicador de efectividad del proyecto.

La comparación individual de las curvas del proyecto proporciona información valiosa, y constituye un fundamento para la toma de decisiones por parte del equipo del proyecto; cuando la interpretación es incorrecta, estaremos buscando serpientes en la vía o esperando curvas peligrosas, cuando en realidad estamos transitando un camino resbaladizo.

Un poco de este tema en: https://www.youtube.com/watch?v=sBcVegEk49w&t=143s

Autor: Ing. Mario R. Molero; docente del Máster en Dirección de Proyectos Internacionales – PMI® de EADIC

 

Competencia empresarial basada en habilidades

Una habilidad es un conjunto de procesos estratégicos que permite a la empresa identificar las necesidades de los clientes y satisfacerles, otorgándoles un mayor valor.

Ante el ambiente empresarial que caracteriza a los mercados actuales, las empresas tienen que establecer estrategias dinámicas que permitan dar respuestas rápidas a las cambiantes necesidades de los clientes, y crear habilidades organizativas difíciles de imitar por los competidores.

En la medida de que muchas organizaciones transfieren un número cada vez mayor de actividades al exterior, las empresas basadas en habilidades están integrándose verticalmente, con el objetivo de controlar la realización de todos sus procesos.

 

Principios de la Competencia Basada en Habilidades:

  • La estrategia se construye considerando los productos, mercados y procesos de negocio de la empresa.
  • La adecuada transformación de los procesos clave de un negocio, en habilidades estratégicas que proporcionen un valor superior al cliente, garantizará el éxito competitivo de la empresa.
  • Las habilidades estratégicas se realizan a partir de inversiones estratégicas en infraestructuras de apoyo, que unen las diversas unidades de negocio con las funciones tradicionales de la organización.
  • El principal guía de una estrategia basada en habilidades, es el director general de la compañía.

 

Las empresas que compiten en el mercado de forma eficiente, introduciendo nuevos productos, fabricando justo a tiempo, respondiendo rápidamente a las quejas de los clientes, generalmente destacan por la calidad de sus productos, la adaptación continua a las necesidades de los clientes y la explotación de nuevos mercados o negocios. Precisamente, estos tres últimos puntos por los que destacan estas empresas son los factores de la competencia basada en habilidades.

Por tanto, una consecuencia de la competencia basada en habilidades es el desarrollo creativo de estrategias. El proceso de formulación e implantación de las estrategias en una empresa ha de tener una visión integradora, y ha de estar basado tanto en acciones pasadas como en planes de futuro, siguiendo un orden lógico en el desarrollo temporal de las partes básicas que la integran.

Algunas de las ventajas de la competencia basada en habilidades aplicada por una empresa son las siguientes:

  • Facilita un análisis más sistemático, lógico y racional de la decisión que se deba adoptar
  • Permite a la empresa ser más proactiva que reactiva al definir su propio futuro.
  • Facilita la compresión a todos los miembros de la organización de lo que la empresa quiere hacer.
  • Ayuda a evaluar las decisiones menos estratégicas que adoptan los directivos.
  • Facilita la evaluación de la marcha de la estrategia.

 

Autora, María López de Andrés docente del  módulo 1: Gestión y Dirección de Empresas del Máster en Logística y Transporte de EADIC.

 

Acciones de Cálculo en depósitos metálicos

Las acciones de cálculo en depósitos metálicos son idénticas a las de los depósitos de hormigón. Pero hay que tener ciertos aspectos en cuenta:

Aunque el depósito esté destinado al almacenamiento de petróleo y este tenga una densidad inferior a la del agua, habría que diseñar el depósito para que soporte el empuje del agua, ya que las pruebas antes del llenado con petróleo, se realizan con agua. Se debe considerar por tanto una densidad mínima de 1.000 kg/m3.

Si bien un depósito puede estar proyectado para trabajar a presión atmosférica (sin sobrepresión) hay que tener en cuenta que ocasionalmente puede producirse cierto vacío interno (presión negativa), aspecto que habría que considerar en el cálculo.

Los depósitos que no van a presión normalmente incorporan válvulas que no se abren hasta que el vacío alcanza los 2,5 mbar, para frenar las pérdidas de vapor. Cuando la válvula se abre completamente puede haberse desarrollado un vacío de 5mbar. Aunque no existan válvulas los depósitos se diseñan para un vacío de 5 mbar para hacer frente a la presión diferencial bajo cargas de viento, mucho más sensible en estos depósitos que en los de hormigón.

Los depósitos metálicos a diferencia de los de hormigón, son más sensibles a fenómenos de inestabilidad por pandeo y abolladura de chapas. Hay que poner especial atención en las tensiones del apoyo sobre los soportes de depósitos elevados.

En ocasiones se almacenan fluidos a altas o bajas temperaturas (depósitos criogénicos). Es primordial seleccionar correctamente el tipo de acero a emplear.

En caso de que el depósito no se recubra para protegerlo de la agresividad, hay que considerar un sobreespesor en cálculo para compensar la pérdida de espesor debida a la corrosión.

 

Autor: Manuel Gómez, docente del Máster en Cálculo de Estructuras de Obras Civiles de EADIC

La importancia de las presas frente al cambio climático

En estos tiempos, en que el cambio climático es un hecho, ya sea debido a unas causas u a otras, lo que sí está claro es que el tiempo ya no es lo que era.

Es decir, ya no están tan diferenciadas las estaciones, las precipitaciones no están tan distribuidas como antes, y los periodos de sequía parece que se prolongan más. ¿Qué se puede hacer ante este panorama? Una de las soluciones parece clara, potenciar el efecto laminador y de almacenamiento de las presas.

Figura 1: presa de Tous (Fuente: https://presamania.wordpress.com/).

Dos de los efectos más importantes que poseen las presas, son el efecto laminador y el de almacenamiento:

  • Efecto laminador de las presas, es uno de los objetivos para los que se han construido determinadas presas, y que es muy importante para paliar algunos efectos del cambio climático. Últimamente, las precipitaciones aunque en cantidad total anual, en volumen total, puedan ser similares a tiempos pasados, no lo son en intensidad y recurrencia, produciéndose cada vez con mayor frecuencia lluvias y tormentas con mayor descarga de agua en menor tiempo, siendo relacionadas a periodos de retorno bastante elevados.

 

Estas precipitaciones tan intensas pueden tener efectos devastadores, ya que arrasan con todo y arrastran árboles y piedras, que pueden ocasionar graves daños aguas abajo, sobre todo en los cauces con mayor pendiente. Las presas pueden aminorar estos efectos, sobre todo, si están situadas en las cabeceras de ciertas cuencas, ya que disminuyen la velocidad y la fuerza del agua, y reducen los daños producidos aguas abajo o incluso pueden eliminarlos.

Figuras 2 y 3: diferentes hipótesis de laminación de un embalse (Fuente: eselagua.com).

 

  • Almacenamiento de las presas, como se indicaba también en el anterior efecto, es uno de los objetivos para los que se han construido determinadas presas, y que es muy importante para paliar algunos efectos del cambio climático. Otra de las consecuencias del cambio climático, es que aunque en volumen total la cantidad de agua pueda ser similar, no lo es en intensidad, la cual se ha incrementado notablemente, y lo que provoca que el agua disponible durante el año sea inferior, ya que hay una gran cantidad que se pierde porque el suelo no puede infiltrar tanta cantidad en tan poco tiempo. Gracias a las presas, una parte del volumen de agua que se perdería, se puede almacenar, y luego ir dosificando según las necesidades hídricas de la región.

 

Autor: Miguel de Blas Moncalvillo, profesor del Máster en Diseño, Construcción y Explotación de Obras Hidráulicas de EADIC.

Big Data y Blockchain, el inicio de una historia de amor

Tanto Blockchain (o cadena de bloques) como Big Data son tecnologías actualmente en desarrollo, pero también son complementarias y veremos de manera breve y concreta, como la tecnología blockchain transformará tanto el almacenamiento como el análisis de datos.

En los últimos años la tecnología blockchain ha llegado para quedarse y, aunque de momento sólo está en la mente de los perfiles más “tecnológicos” y otros amantes de las inversiones de riesgo (que adoran especular con los las criptomonedas), esta tecnología supondrá una transformación de todos los ámbitos de la sociedad (en muchos casos invisible para los usuarios finales).

De manera sencilla podemos decir que una cadena de bloques se define como una base de datos distribuida para almacenar y compartir información. Cada registro de esta base de datos es llamado bloque (token, criptomoneda, etc) y contiene detalles como fechas de la transacción o enlaces al bloque previo.

La mayor ventaja de la tecnología blockchain es su condición de “descentralizada”. De hecho, nadie controla los datos que se incluyen en la cadena o la integridad de los mismos. Aun así, todo funciona y estas validaciones se llevan a cabo de manera continua por parte de distintos ordenadores conectados a la red también conocidos como nodos. Todos estos ordenadores contienen la misma información (una copia de la cadena de bloques).

Posibles datos corruptos en un ordenador o nodo concreto no podrán pasar a la cadena de bloques ya que sus datos no coincidirán con los datos que contienen el resto de máquinas de la red. Para simplificarlo, mientras la red exista, la información permanecerá en el mismo estado.

Para aquellos que busquen entender de manera sencilla y visual el funcionamiento de la tecnología blockchain, os dejo el siguiente enlace a una preciosa y muy funcional explicación visual generada por Reuters:
http://graphics.reuters.com/TECHNOLOGY-BLOCKCHAIN/010070P11GN/index.html

 

Algunos de los puntos en los que Blockchain y Big Data formarán un matrimonio tecnológico lleno de amor y éxitos:

  • Garantizar la calidad de los datos: Gracias a token (o criptomonedas) como Bitcoin o Ethereum, la tecnología blockchain puede soportar y almacenar cualquier tipo de información digitalizada. Por ello, esta tecnología es válida en cualquier ámbito del Big Data, especialmente cuando queremos incrementar la seguridad y veracidad de los datos.

Por ejemplo, un hospital podría asegurar que los datos de cada paciente se almacenan de manera segura, actualizados y que su calidad se conservará íntegra. Al poner bases de datos médicas en la cadena de bloques o blockchain, el hospital se asegura de que todos sus empleados (médicos, enfermeros) manejan una única fuente de datos inmutable.

 

De hecho, la mala gestión de datos en entornos hospitalarios puede derivar en riesgos tan graves como la pérdida de información de un paciente, la generación de un diagnóstico equivocado o en trámites tan simples como análisis o pruebas médicas básicas, los resultados pueden acabar pérdidos o dañados. De manera similar, dos médicos que dan servicio al mismo paciente podrían obtener dos conjuntos de datos diferentes para el mismo. Blockchain viene a eliminar este peligro.

 

  • Garantizar la seguridad de los datos: Esta tecnología a su vez nos permitirá evitar posibles filtraciones de datos. Una vez la información queda almacenada en la cadena de bloques, todos los perfiles, incluso aquellos de mayor rango en la jerarquía de la organización, necesitarán múltiples y diferentes permisos desde distintos puntos de la red para permitir el acceso a los datos.

Por extensión, la tecnología permitiría compartir datos de forma más segura y tranquila. Siguiendo con el ejemplo del hospital, una institución como esta, podría tener la necesidad de compartir datos de salud de un determinado paciente con los juzgados, la compañía aseguradora o con las empresas para las que trabaja. En cualquier caso, este tipo de procedimientos con blockchain siempre presentarán un menor riesgo.

 

  • Complementar y mejorar el análisis de datos: La tecnología blockchain al mismo tiempo nos servirá para complementar el análisis de datos. Por ejemplo, en 2017, un consorcio de 47 bancos japoneses firmó un acuerdo con la startup Ripple (https://ripple.com/) para facilitar las transferencias de dinero entre cuentas bancarias haciendo uso de tecnología blockchain. Normalmente, las transferencias instantáneas o en tiempo real son caras, especialmente por el riesgo de fraude o error (por ejemplo, la generación de dos transacciones utilizando el mismo activo). La cadena de bloques elimina este riesgo y las técnicas de Big Data nos ayudan a identificar este tipo de transacciones de “riesgo”.

Y podemos ir más lejos. Blockchain permitiría a las instituciones bancarias identificar en tiempo real los posibles intentos de fraudeSabiendo que la cadena de bloques contiene un registro de todas las transacciones, esto permitiría a los bancos buscar patrones de comportamiento en tiempo real. De esta forma, la unión de blockchain y big data haría posible reforzar la seguridad de las transacciones bancarias al máximo.

 

En definitiva, teniendo en cuenta la velocidad de crecimiento de ambas industrias (Big Data y Blockchain), adquirir conocimientos de Big Data te permitirá optar a puestos como analista o desarrollador de Big Data entre muchos otros.

En este contexto, la analítica Big Data será clave a la hora de identificar y analizar transacciones u otras operaciones realizadas sobre la cadena de bloques permitiendo a las empresas tomar decisiones más acertadas además de los propios beneficios que ya hemos visto y que se derivan de utilizar blockchain como una base de datos.

 

Autor: Rodrigo Buendía, docente del Máster en Big Data y Business Intelligence de EADIC

Programas informáticos en Túneles

Durante los últimos años, el desarrollo de la informática ha sido trascendental en el cálculo de excavaciones subterráneas. Los equipos informáticos han sufrido un desarrollo cuantitativo y cualitativo enorme aumentando sus prestaciones y accesibilidad de una manera vertiginosa, dando lugar a un número de programas informáticos elevados, unido todo ello al desarrollo de nuevos modelos físicos y matemáticos.

Una de las principales ventajas de la informática, es que gracias a ella se pueden hacer en un tiempo relativamente pequeño cálculos que hace pocos años eran totalmente impensables el acometerlos.

Por todo ello, el ingeniero dedicado a las obras subterráneas, tanto a nivel de ingeniería como a nivel de producción, ha de estar acostumbrado al manejo y utilización de las herramientas informáticas que, a día de hoy, conviven en el mercado.

Evidentemente, con esto no se quiere decir que tenga que conocer y saber trabajar con todos los programas informáticos, pues esto es sencillamente imposible; pero debe al menos tener nociones de alguno de ellos.

No debemos de olvidar nunca que los trabajos subterráneos dependen del terreno, cuyos parámetros resistentes y deformacionales solo son conocidos de una manera aproximada, y esto implica que es necesario el suponer una serie de simplificaciones y en función de ellas los resultados del cálculo pueden ser más o menos precisos.

La exactitud de los resultados obtenidos con cualquier programa informático, depende en gran parte de sus características intrínsecas, pero no hemos de olvidar que el factor determinante del cualquier programa, sea el que sea, es el conocimiento de los parámetros que definen el macizo rocoso o el terreno de estudio, dependiendo estos, del estudio geológico-geotécnico realizado.

Cualquier programa informático lo hemos de considerar siempre como una herramienta de apoyo. Con lo que una vez obtenidos los resultados debemos de analizarlos profundamente para validarlos, y no creer nunca que el programa por si solo dimensiona.

Como ejemplos de programas informáticos se pueden citar, entre otros, los siguientes: FLAC, ABAQUS, ANSYS-CIVILFEM, PHASE, PLAXIS…

Autor: Manuel Gómez, docentes del Máster en Diseño, Construcción y Mantenimiento de Carreteras de EADIC.

¿Qué es un AEROPUERTO?

Un aeropuerto es una infraestructura que por lo general todo el mundo ha pisado alguna vez a lo largo de su vida, incluso a veces se pisa al menos una vez al año. Es un lugar de encuentros y despedidas.

Pero, antes de comenzar vamos a tratar de una pequeña diferencia entre el concepto de aeropuerto y aeródromo.
Así pues, empezaremos definiendo qué es un aeródromo.

Las definiciones que podemos encontrar son diversas, y obtenemos varias dependiendo de si nos acogemos a la Ley de Navegación Aérea, a la Dirección General de Aviación Civil o a un Real Decreto determinado. Por lo que podemos considerar una definición que pueda abarcar la mayoría de ellas:

  • Aeródromo: El término se utiliza con referencia a la superficie llana que dispone de pistas y del equipamiento necesario para que puedan aterrizar y despegar las aeronaves. Se incluyen, en esta área, todas las edificaciones e instalaciones necesarias para el correcto funcionamiento y la operación en dicha superficie.

 

Concretizando, podemos ver la definición de:

  • Aeródromos de uso público: Se puede definir como un aeródromo civil en el que se permite el uso de sus servicios a cualquier tipo de usuario. Este tipo de aeródromos, que deberán figurar en el AIP de AENA, servirán para las operaciones de mantenimiento de aeronaves, transporte de pasajeros (vuelos turísticos), mercancías y correo, como escuelas de vuelo para pilotos comerciales y de aerotaxi. Las normas de obstáculos y las servidumbres aeronáuticas han de ser aplicadas y cumplidas.

 

  • Aeródromos de uso restringido: Son aquellos para fines militares o de uso privado.

 

Por tanto, un aeropuerto podría definirse como un tipo de aeródromo público y permanente de gran superficie, en el que existe un tráfico aéreo de modo regular de pasaje y/o carga, y donde se llevan a cabo operaciones de aparcamiento, reparación, logísticas y de abastecimiento para las aeronaves.

La gran cantidad de zonas de descanso, ocio y restauración que conforman el lado tierra de un aeropuerto lo convierten en una zona de servicios.

En España, podemos dividir los aeropuertos en los siguientes tipos:

  • Aeropuertos de interés general: Son aquellos en los que se lleva a cabo tráfico aéreo internacional con incidencia en el tránsito en el espacio aéreo, por ejemplo, Aeropuerto Adolfo Suarez Madrid – Barajas.
  • Aeropuertos de interés autonómico: Con competencias de tipo autonómicos, necesarias para la demanda de las servidumbres necesarias, por ejemplo, el aeropuerto Lérida – Alguaire
  • Aeropuertos privados, por ejemplo el aeropuerto de Castellón-Costa Azahar

Autor: Alberto Jañez, docente del Máster en Aeropuertos: Diseño, Construcción y Mantenimiento de EADIC

Una conexión algo desconocida: dur o lok

Me gustaría presentaros un tipo de conexión de tuberías algo desconocido. Aunque se trata de un nombre comercial, como nos pasa con algunos materiales de tubería que los denominamos por su nombre comercial como son Incolloy, Inconel, Hastelloy, existen determinados tipos de conexiones que también tienen una denominación específica como es este caso o los tipo graylock.

En esta ocasión, nos encontramos con una evolución de una conexión con coupling (o en español manguito). ¿Cuál es la ventaja de usar esta conexión?

 

En principio, su facilidad de instalación debido a que nos ahorramos una soldadura (como coste directo, como coste indirecto, tenemos un ahorro de tiempo, pruebas como el radiografiado, menor peso que soportar) así como el ahorro de espacio.

Hay varias soluciones parecidas, pero he escogido ésta para describir una serie de conexiones que nos pueden solucionar problemas de espacio.

Estos elementos se pueden pedir de acero al carbono o los inoxidables más comunes (grados 304, 316, 321), y están diseñados siguiendo las normativas más comunes en nuestro campo de actuación como son ASME B&PV Code Section VIII, ASME B31.1 y ASME B31.3.

Eso sí, hay que tener en cuenta que no hay por encima de los ocho pulgadas por lo que no pueden sustituir a todas las conexiones bridadas.

El sistema dur o lok asegura la sujeción debido a una serie de dientes que tiene ubicados en la cuña que forma parte de la cara interior de la pieza exterior. La acción de los dientes comprime la junta y provoca que los extremos del cubo entren en contacto entre sí.

El anillo de interior cónico se desliza sobre los segmentos del anillo del acoplador forzando a las piezas y manteniéndolas firmemente entre sí. Además, el anillo se asegura con un tornillo de fijación.

Todo el proceso de conexión se poder realizar en unos minutos sin necesitad de herramientas especiales.

Enlaces externos:

http://www.durolok.com/

https://www.bete.com/

 

Autor: Ramón González, docente del Máster en Diseño y Construcción de instalaciones y plantas industriales de EADIC.

 

EADIC Blog