¿Presentación pública?, ¿cómo gestionar tus nervios?

En ambientes profesionales es relativamente frecuente realizar algún tipo de presentación ante una determinada audiencia. Durante estas situaciones pueden aparecer elementos emocionales de distorsión que pueden condicionar nuestra capacidad real como ponente. Es entonces cuando, debemos realizar una adecuada gestión de los nervios que nos permita triunfar en nuestra presentación.

Incluso los grandes oradores con años de experiencia, cuando se enfrentan a un auditorio, sienten algún tipo de miedo escénico. Lo que los distingue del resto es que ellos aceptan esa sensación de temor sin que ese sentimiento llegue a dominarles. Saben como gestionar sus nervios. Además, esa sensación tampoco es deseable suprimirla por completo, ya que sin miedo no hay tensión y una pequeña dosis de tensión ayuda a hablar mejor.

El agobio que se siente por enfrentarse a esta “prueba” puede manifestarse con diversos síntomas:

  • Tiemblan manos y piernas
  • Sudan excesivamente las palmas de las manos
  • Sudoración, en general
  • El corazón late aceleradamente
  • Falta el aire
  • Nudo en la garganta
  • Se tensan los músculos
  • Se crispan las manos
  • El rostro se ruboriza
  • Se pierde la concentración
  • Aparecen molestias gastrointestinales
  • Voz temblorosa
  • Se seca la boca

El conjunto de todos estos síntomas conforman lo que se le suele denominar miedo escénico.

gestión nervios EADIC

Unas sencillas recomendaciones para un adecuada gestión de los nervios podían ser:

  • Conocer perfectamente el tema sobre el que se realizará la presentación. El buen conocimiento aporta seguridad, que es un eficaz antídoto contra los nervios.
  • No pretender que todo tiene que salir perfecto ya que eso no es posible y, además, nadie lo espera.
  • No tratar de combatir los nervios de forma ansiosa. Debe asumirse que es un proceso normal.
  • Pasearse o moverse antes de la presentación. El nerviosismo se suele diluir con un buen paseo.
  • Si se seca la boca, no beber agua, ya que eso tiene un efecto rebote que agudiza el problema de la sequedad.
  • Preparar adecuadamente la presentación, ensayándola en voz alta y, si se puede, grabándola para detectar y corregir errores.

Si, a pesar de todo, algo sale mal en la presentación, es recomendable no agobiarse y manejar con gracia y buen humor el “desastre” (que se funda una luz o que no funcione el proyector, por ejemplo). Un manejo simpático del problema puede ayudar a poner a la audiencia del lado del ponente.

 

Autor: Roberto Sánchez Rivas, docente del  Máster en Dirección de Proyectos Internacionales PMI impartido en EADIC

 

Infraestructuras portuarias y generación de energía renovable

 

La generación de energía eólica como valor añadido en las infraestructuras portuarias.

Los diques de abrigo han sido tradicionalmente las estructuras más llamativas de entre todas las infraestructuras portuarias. Más aún en el caso de España, un país en el que la inmensa mayoría de los puertos son exteriores y, por tanto, quedan expuestos al mar y a la energía del oleaje de un modo determinante.

Estas condiciones han favorecido la construcción de diques, ya sea verticales o en talud, de grandes dimensiones, cimentados en importantes profundidades y culminados a altas cotas de coronación. Muchos de estos diques son hoy hitos de la ingeniería marítima y portuaria, su construcción ha trascendido con mucho el ámbito de la ingeniería para convertirse en elementos estratégicos desde el punto de vista social, económico y hasta cultural.

Ejemplos paradigmáticos de cómo infraestructuras portuarias de este tipo pueden influir en la vida de una sociedad son el caso del puerto exterior de Punta Langosteira, en A Coruña, Galicia, o el dique Torres de la ampliación del puerto de El Musel en Gijón, Asturias. En ambos casos, no sólo la obra civil supuso un reto desde el punto de vista de la ingeniería portuaria, sino que el impacto que su construcción tuvo – y sigue teniendo – en la sociedad en la que se inscribe la obra va más allá del servicio estricto que puede prestar un puerto.

Hablamos, en ambos ejemplos, de obras con presupuestos de cientos de millones de euros, cuya aprobación tuvo un sinfín de valedores y detractores, con constantes críticas favorables y desfavorables en la prensa local, regional y nacional, con un camino paralelo al de las disputas políticas de turno y con una influencia fundamental en la actividad económica de la región: industrias que se trasladan, concesiones que se otorgan, puestos de trabajo que se crean, riqueza que se genera.

El valor de infraestructuras portuarias de esta magnitud es innegable, por todas las razones que ya se han esbozado. Pero en lo fundamental, estas estructuras son diques y como tales funcionan, protegiendo a los buques de las inclemencias climáticas y permitiendo que operen con normalidad, generando toda una actividad económica que viene detrás. Sin embargo, hay otros diques de abrigo en España que, a muchos de estos elementos clave, pueden sumar un valor añadido: el de la generación de energía renovable de origen marino.

En el año 2006 se terminó la instalación y puesta a punto de un parque eólico formado por cinco aerogeneradores en el dique exterior de Punta Lucero, en el puerto Bilbao. Con 2 megawatios por aerogenerador, la potencia instalada total asciende a los 10 megawatios, energía eólica de origen marino generada en una instalación que se podría considerar “híbrida” entre lo marítimo y lo terrestre: los molinos están cimentados en la coronación del dique, en la línea misma que separa el mar del puerto, y el viento que los mueve es de origen marino.

Infraestructuras portuarias y generación de energía renovable

Parque eólico en el dique de Punta Lucero, Bilbao (Fuente www.elpais.com)

 

Aún a día de hoy, el dique de Punta Lucero es un hito entre las infraestructuras portuarias españolas, no sólo por el valor del servicio que presta el dique, sino también por la energía limpia que inyecta en la red eléctrica, procedente de sus turbinas. Aquí se pueden consultar datos detallados del parque eólico, así como de la potencia instalada y el operador y propietario.

Es posible pensar que el valor de Punta Lucero va, incluso, más allá de su funcionamiento eficaz como dique de abrigo y de la generación energía de renovable de origen marino: Punta Lucero tiene un valor añadido como investigación y experimentación llevada al terreno, puesta en práctica y validada por la experiencia. De hecho, no sería descabellado pensar que, tras su exitosa puesta en marcha, empresas del sector eólico estén valorando iniciativas similares en otros puertos exteriores.

En esta noticia de un periódico regional español se detalla cómo algunos fabricantes están desarrollando estudios previos para instalar parques eólicos en algunos puertos españoles (Ver noticia).

En definitiva, el caso de Punta Lucero es un ejemplo de cómo la generación de energía renovable marina puede suponer un valor añadido en el diseño, construcción y explotación de infraestructuras portuarias.

 

Autor: Ángel Fernández Lázaro, docente del Máster en Diseño, Construcción y Explotación de Puertos, Costas y Obras Marítimas Especiales.

 

Si estás interesado en adquirir los conocimientos indispensables y las herramientas necesarias para abordar el diseño, la construcción y el mantenimiento de estas obras, te invitamos a conocer más del Máster en EADIC

Índice de Langelier del agua ¿Caracterizamos la agresión del agua en nuestras instalaciones?

Cualquier proyecto de ingeniería del agua requiere de manera casi imprescindible la caracterización del agua de aporte para evaluar los posibles daños a posteriori en nuestra infraestructura con las consecuencias a las que ello deriva.

Uno de los parámetros más importantes es el denominado Índice de Langelier. Este valor paramétrico teórico evalúa el carácter del agua frente a fenómenos de calcificación y/o corrosión en función de la temperatura en instalaciones existentes o de nueva obra.

La determinación de este parámetro es vital para la toma y decisión de medidas preventivas tales como puede ser la instalación de tratamientos previos o la selección de materiales tanto en conducciones como accesorios.

Así por ejemplo si la infraestructura trabaja con un agua incrustante podría paliarse con un proceso de descalcificación pleno, una mezcla de éste caudal con el aporte bruto o incluso un leve tratamiento de ósmosis con remineralización posterior.

 

Por el contrario para el caso de un agua corrosiva podremos optar por la remineralización, el incremento del pH o el empleo de sales en base molibdato no olvidando nunca en ambos casos el uso final del agua tratada así como la certificación de los químicos empleados.

Los principales daños que implica un agua incrustante son principalmente la reducción de las secciones de paso produciendo una reducción de los caudales de diseño. De igual forma la calcificación fomenta una barrera  de resistencia térmica reduciendo considerablemente la transmisión de calor. En el caso de la corrosión no sólo la périda de material y las posteriores picaduras, también la nucleación de sales de hierro principalmente que derivan a tubérculos de corrosión  con la consecuente reducción de paso.

El índice de Langelier así como otros valores paramétricos del agua característicos del agua se estudian en el módulo V del Máster de Ingeniería del Agua relacionado con la Desalación y Reutilización del Agua.

Autor: Borja Garrido Arias, profesor del Máster de Ingeniería del Agua: Tratamiento, Depuración y Gestión de Residuos.

Los proyectos como productos en la economía circular

La economía circular se perfila como una de las principales estrategias para la gestión y mejora del medioambiente según se obtiene, por ejemplo, de las exigencias europeas en esta materia.

Por otro lado, la norma ISO 14001 ofrece un sistema de gestión, muy difundido, cuya aplicación confluye con la filosofía del desarrollo de aquella, por lo que, si lo trasladamos al sector de la construcción concluimos que los proyectos a desarrollar pueden ser considerados como un producto y ser incluidos dentro del concepto de economía circular.

El análisis y conocimiento detallado de los procesos conducen a detectar los impactos de la construcción en el medio ambiente y, es aquí, dónde conectando con la economía circular, el análisis del ciclo de vida (ISO 14040) se transforma en la mejor herramienta para mejorar la gestión ambiental guiada por la norma ISO 14001 e implantar las estrategias necesarias para acceder a la economía circular.

Ambas normas, ISO 14001 e ISO 14040, unidas, proporcionan las sinergias necesarias para disminuir el consumo de recursos en las obras a través del diseño, operación y reutilización o reciclado cuando la vida útil del proyecto haya terminado. Aquellas exigen la planificación de todos los procesos de tal manera que aporten materiales amigables con el medio ambiente, máximo aprovechamiento de los recursos energéticos y naturales utilizados, así como un uso con menor impacto ambiental durante la explotación u ocupación.

El acceso a la economía circular a través del análisis del ciclo de vida es la vía natural para la mejora del sistema de gestión ambiental, pues permite alcanzar mayor profundidad en el conocimiento de los procesos y su mejora para llevar a cabo una actividad sostenible.

 

Autor: Antonio Tomás González Losa, docente en el Máster en Gestión Integrada de la Calidad, la Seguridad y el Medio Ambiente

 

Herramientas Open Source para la visualización de datos

La visualización de datos no es una disciplina nueva, pero con el auge en los últimos años de la importancia de entender nuestros datos para la toma de decisiones, ha ganado gran visibilidad dentro de los departamentos de análisis de las empresas.

Principalmente, la visualización de datos ayuda a los analistas en dos aspectos principales:

  • Explorar gran cantidad de información.
  • Efectividad a la hora de comunicar los datos dentro de la organización

Elaborar un dashboard que nos permitirá mostrar esta información de manera gráfica, de modo que sea ágil su interpretación y análisis, detectando problemas y oportunidades para lograr los objetivos de manera más sencilla.

Actualmente el mercado nos ofrece diferentes herramientas para la visualización de datos, o de dashboards, de manera ágil y sencilla, desde herramientas de pago como Tableau, PowerBI, Qlik, Microstrategy o Informatica (por nombrar quizás las más conocidas) hasta herramientas Opern Source como las que os proponemos: Shiny de RStudio, Dash de Plotly o Data Studio de Google, aunque algunas de ellas necesitan de conocimientos de programación en lenguajes como R (Shiny) o Python (Dash), su versatilidad es muy grande, ya que puedes integrarlas en la web como aplicaciones, o desarrollar aplicaciones de escritorio o móvil con Python, integración con cualquier base de datos y la posibilidad de combinar diferentes lenguajes de programación como Javascript, Rubi, etc.

Google Data Studio

Data Studio (todavía en su versión Beta) es una de las herramientas más fáciles de usar. Es gratuita y se conecta en tiempo real directamente con otras herramientas como Google Analytics, Adwords y BigQuery sin necesitar implementación adicional. No necesita instalación de software adicional y se accede a través del navegador a un sitio que puede visualizarse tanto en desktop como en mobile y requiere conexión a Internet para su edición.

Los dashboards se almacenan en google drive, donde podrás administrarlos junto al resto de los archivos que tengas guardados, de ahí mismo puedes elegir administradores o compartir el reporte para su visualización, permitiendo a otras personas ver e interpretar los resultados de manera más sencilla.

La siguiente imagen muestra uno de los ejemplos disponibles en la plataforma.

Shiny from RStudio (R)

Shiny es una herramienta para crear fácilmente aplicaciones web interactivas (apps) que permiten a los usuarios interactuar con sus datos sin tener que manipular el código. No hace falta conocimiento de HTML o JavaScript, solo conocer R.

Gracias a Shiny se pueden construir y personalizar de manera rápida y sencilla interfaces gráficas sobre páginas web mediante pocas líneas de código. De esta manera, es fácil compartir funciones escritas en R con otros usuarios no familiarizados con él y que quieran usarlas de manera interactiva.

Otro aspecto interesante de R es que ofrece una gran comunidad de desarrolladores de distintos niveles de conocimiento, que intercambian soluciones, consejos y código en sitios web.

A continuación una imagen sobre uno de los ejemplos disponibles en su web.

Dash by Plotly (Python)

Dash es el equivalente de Shiny para Python, es decir, es un framework de Python para la creación de aplicaciones web analíticas. Algunas de sus características son:

  • Las aplicaciones requieren muy poco tiempo para empezar y son extremadamente ligeras.
  • Proporciona una interfaz sencilla para vincular controles de interfaz de usuario, como controles deslizantes, desplegables y gráficos, con el código de análisis de datos de Python.
  • Completamente personalizable, cada elemento estético de una aplicación es personalizable. Las aplicaciones se crean y se publican en la Web, por lo que está disponible toda la potencia de CSS, HTML e incluso javascript.

Al igual que R, Python es un lenguaje de programación de código abierto y gratuito que se caracteriza por ser más sencillo, funcional y legible que otros lenguajes. Python permite la creación de aplicaciones para la recuperación, análisis y visualización de datos. Al igual que R, un factor destacable de Python es que cuenta con una gran comunidad de desarrolladores, que comparten código, consejos, preguntas y respuestas.

La siguiente imagen representa un dashboards realizado con Dash.

 

Autor: Diego Torres Gil, docente del Máster en Big Data y Business Intelligence

 

Te invitamos a conocer más de nuestro Máster en Big Data y Business Intelligence si deseas adquirir conocimientos y técnicas para el tratamiento de grandes cantidades de datos en los contextos del Business Analytics y Big Data,

 

Nitruro de Galio: vector más destacado de la electrónica de potencia

La electrónica de potencia es una disciplina tecnológica ya madura, ya que está implantada en multitud de aplicaciones industriales, de transporte, de distribución, aeroespaciales, comerciales, domésticas, entre otros, desde hace ya varias décadas.

Pero esto no implica que no se sigan buscando nuevos avances, nuevos materiales, nuevos diseños optimizados, que conduzcan a dispositivos más confiables, más rápidos, más robustos, más eficientes, más económicos… Para ello es de vital importancia tener un acceso rápido y temprano a prototipos confiables, así como a la fabricación competitiva de tales dispositivos.

Entre el 80% y el 90% de las características competitivas diferenciadoras clave de, por ejemplo, los proveedores industriales y de movilidad de vanguardia, dependen de los componentes electrónicos de potencia y el software integrados. Uno de los proyectos de I+D más destacados en electrónica de potencia es el proyecto “PowerBase”, desarrollado por 39 entidades consorciadas (pequeñas y medianas empresas, institutos de investigación y universidades bien establecidas) de 9 países diferentes, y cuyos principales objetivos son:

  • Optimizar los elementos de dopaje del nitruro de galio (GaN), con el fin de crear una poderosa base semiconductora que dispare la eficiencia de los circuitos electrónicos, lo que promete impulsar la fabricación de componentes más potentes y eficientes como LEDs y otros módulos utilizados en industrias como la energética, donde se aprovechan para construir y gestionar las redes de distribución eléctricas, lo mismo en electrónica de consumo.

 

  • Expandir los límites de las tecnologías de potencia basadas en silicio en diámetros de oblea de 300 mm para optimizar las limitaciones actuales en la resistencia a la conexión de los dispositivos Trench-Power-MOSFET e IGBT y ampliar las capacidades de las líneas piloto de 300 mm ya instaladas.

 

  • Impulsar la tecnología de dispositivos de potencia de nitruro de galio gracias a su rendimiento superior, buscando el límite absoluto de GaN en comparación con los enfoques actuales adoptados.

 

  • Configurar la línea de producción piloto para GaN totalmente procesado en semiconductores de potencia portadora en un diámetro de oblea de 200 mm que coexista y sea compatible con las capacidades de fabricación de potencia CMOS.

 

  • Desarrollar nuevos esquemas de integración que soporten altos niveles de integración y sustratos diseñados que permitan la fabricación de sistemas inteligentes y una mayor integración y aplicaciones Smart-Power compactas; configuración de líneas piloto de producción para integración (empaquetado) de chips de productos avanzados de potencia basados en nitruro de galio.

 

Una buena parte de las actividades de trabajo de este proyecto “Powerbase” son fundamentalmente labores de investigación centradas en las obleas de silicio, en la tecnología de dopaje del nitruro de galio, etc. Sin embargo hay otras centradas más en el desarrollo de las aplicaciones susceptibles de ser comercializables con los nuevos dispositivos desarrollados, fabricados en las diversas actividades de la línea piloto. Mediante el uso de los nuevos dispositivos, los sistemas inteligentes lograrán mayores eficiencias, mayores frecuencias de conmutación y mayores densidades de potencia. Algunas aplicaciones directas altamente beneficiosas serían: iluminación LED, inversor solar, conversión de energía para telecomunicaciones, cargador de batería y fuentes de alimentación compactas para sistemas de automatización…

Pero, ¿en dónde radica la importancia de este proyecto comentado? Pues fundamentalmente se basa en que la estimación de crecimiento del mercado global de tecnología basada en nitruro de galio (GaN) generará ingresos ordinarios de 2.600 millones de dólares anuales al 2022, convirtiéndose en un segmento en el que la cadena de suministro pondrá especial atención al ser sumamente fructífero.

En un estudio publicado por la empresa MarketsandMarkets se indica que este sector lleva registrando un incremento anual del 24,5% desde 2016, y continuará así hasta alcanzar ingresos históricos en 2022.

Fig. 1: Comparativa del rendimiento del nitruro de galio frente al resto.

 

Por otra parte, en un estudio titulado: “Mercado de Dispositivos GaN de Potencia por Tecnología”, se indica que los tres campos que crecerán exponencialmente en cuanto a la demanda de más componentes GaN serán: comunicaciones, RADAR y aplicaciones inalámbricas, que serán parte fundamental para el despliegue de nuevas tecnologías como las del Internet de las Cosas, la ropa inteligente y los dispositivos de telecomunicación como smartphones, que requerirán un switcheo a frecuencias más altas.

Según MarketsandMakerts : “La tecnología de Nitruro de Galio sobre Silicio depositado en substratos altamente dopados creados al final del pasado siglo, facilitó la fabricación de diodos emisores de luz (LEDs) de alta luminosidad y brillo. Muchas otras tecnologías permitieron el diseño de LEDs orgánicos que derivaron en la introducción de diodos de color azul, púrpura, violeta, blancos y UV; del mismo modo el Nitruro de Galio hará posible una infinidad de innovación en la industria tecnológica”.

Tal y como pronostican algunos expertos, la siguiente gran tecnología que revolucionará la electrónica de potencia, tras el previsible boom de la GaN, serán las nanopartículas semiconductoras, también llamados Puntos Cuánticos (QD), que presuntamente harán posible una comunicación más efectiva y potente con mayores frecuencias.

Fig. 2: Inversor GaN-FT (izq.) e inversor Si-MOSFET (der.)

 

Esta tecnología QD se encuentra en una fase de investigación, involucrando a una buena parte de la comunidad científica, ya que es considerada como una de las herramientas que contribuirán al despliegue de la llamada Cuarta Revolución Industrial, caracterizada por novedosos sistemas robóticos y comunicaciones más sofisticadas. Pero estas partículas necesitan trabajar en substratos con propiedades dieléctricas más apropiadas, aún en fase temprana de investigación. Y el nitruro de galio (GaN) es, sin embargo, una tecnología de desarrollo presente, y en plena fase de desarrollo competitivo, para la fabricación de dispositivos semiconductores con posibilidades de integración de los sistemas futuros de comunicación.

A nivel industrial y mundial, hay varios países que actualmente ya trabajan en alinear sus industrias para recibir activamente la producción de sistemas GaN, son:

  • Japón, con compañías clave como Renesas Electronics, ROHM, Nichia, Chemical Corporation, Mitsubishi, Toshiba, NTT Advanced Technology, y Toyoda, las cuales poseen líneas de investigación y desarrollo para la manufactura y producción de semiconductores GaN.
  • En Europa: Philips, Aixtron SE y AZZURO Semiconductors AG. Son las empresas, actualmente, más destacadas.
  • En América: Texas Instruments, Cree Incorporated, RF Micro Devices Incorporated y NXP Semiconductor; Alemania.

En definitiva, el nitruro de galio (GaN) supondrá un importante acicate para toda la industria de la electrónica de potencia, al conseguir mayores densidades de potencia, crecientes  frecuencias de conmutación, y también mayores eficiencias energéticas.

 

Autor: José Javier Díez Vidal, docente del Máster en Electrónica Industrial, Automatización y Control.

 

Presas Arco. Tipologías y sistema estructural

Introducción a las Presas Arco

Esta tipología de presas funciona como una estructura hiperestática con una serie de condiciones de contorno que la coaccionan. Por tanto, cada vez que queremos examinar el comportamiento de una de estas presas o realizar su diseño debemos de tener en cuenta la forma de la membrana que forma la presa y las condiciones de su apoyo o empotramiento tanto lateral como inferior.

Tipologías habituales de presas arco

Dependiendo de la forma de resistir los empujes hidrostáticos del agua tendremos:

  • Arco-gravedad. Donde parte del empuje es soportado por la el peso propio de la presa y parte por el efecto arco de su directriz, siempre que se pueda asegurar el contacto entre todos los bloques
  • Bóvedas. Son presas que transmiten el esfuerzo a la zona de apoyo en laterales y fondo, debido a la forma curva en planta y alzado.
  • Bóvedas múltiples. Están formadas por elementos curvos unidos por tímpanos o diafragmas que funcionan como contrafuertes.

Presas arco-gravedad

En este tipo de presas de arco-gravedad, el esfuerzo se reparte entre el cimiento y los estribos laterales. Su funcionamiento requiere la inyección de las juntas para que la transmisión del esfuerzo del empuje hidrostático se transmita por efecto arco hacia los estribos y cimientos de la presa.

Ilustración 2 Presa de Casasola de Arco-Gravedad

Los taludes de la presa son inferiores que los de una presa de gravedad convencional, rondando valores cercanos a 0,50 (H/V) aunque se trata de una apreciación que variará mucho dependiendo de las características de la cimentación y del arco descrito. El vértice del triángulo teórico de la presa se proyecta muy por encima de la cota máxima de la avenida de Proyecto o NAP, es decir, por encima del vértice de la presa de gravedad convencional.

Ilustración 3 Presa de Casasola. Sección por aliviadero

Un requerimiento específico de este tipo de presas es la capacidad resistente de los estribos y el material de las laderas de la cerrada. Es necesario, por tanto, un terreno de gran capacidad portante en las laderas de la cerrada. Dependiendo del arco también necesitará buena capacidad portante en el cimiento inferior de la presa.

La inyección de juntas diferencia este tipo de presas y las presas de gravedad de planta curva. Estas inyecciones han de realizarse cuando la presa se encuentre vacía y más fría, de forma que las juntas por contracción se encuentren más abiertas. Al inyectarlas en ese momento se asegura que para cualquier otra temperatura, al dilatarse, toda la sección se encuentra en contacto y funciona el efecto arco.

 

Presas bóveda

El campo de aplicación de las presas bóveda se circunscribe a cerradas en macizos rocosos competentes.
Topográficamente este tipo de presas suele situarse en cerradas donde la cuerda del arco horizontal principal es menor o igual a 3 veces la altura, si bien existen bóvedas relativamente actuales con ratios superiores, llegando a 6 u 8 veces la altura.

Ilustración 4 Presa de Belesar con un ratio C/H de 4,7 para una altura de 129 m. http://mgdsostenible.blogspot.com.es/2014/04/visita-al-embalse-de-belesar-y-al.html

Dado que es fundamental la transmisión de esfuerzos a todo el cimiento y especialmente a los estribos, necesitamos saber la capacidad de estos frente a las cargas presentadas, por este motivo interesa ante todo conocer el comportamiento global del macizo rocoso, no el de la roca aisladamente. Es habitual encontrar rocas con resistencias a compresión superiores a los 300-500 Kg/cm2 con macizos fracturables para tensiones muy inferiores.

Ilustración 5. Macizo rocoso en el estribo de la presa de Tsankov-Kamak (Bulgaria)

Para centrar los esfuerzos de forma conveniente tanto en los estribos como en la base, estas presas suelen ir acompañadas de elementos específicos como el regruesado de la sección en los estribos, el empleo de pulvinos y en algunos casos de muletas en la base.

 

Presas de bóvedas múltiples

Son presas de contrafuertes en las que las losas entre tímpanos se han sustituido por losas curvas que transmiten los empujes a los muros verticales sin apenas flexiones en las bóvedas.

Según se documenta en https://presasuba.wordpress.com/2011/07/23/presas-de-boveda-multiple/ esta tipología ya era empleada en algunas presas romanas.

Ilustración 6 Presa de Daniels en Canadá con bóvedas múltiples, de 214 m de altura. https://presasuba.wordpress.com/2011/07/23/presas-de-boveda-multiple/

Con la salvedad de algunos ejemplos como la presa de Daniels en Canadá, esta tipología solo suele emplearse en presas de altura inferior a 30 m.

Ilustración 7 Presa de Fumadinha (Portugal) de bóvedas múltiples

Las bóvedas entre contrafuertes, similares a las bóvedas de cañón de la arquitectura de catedrales, son generalmente cilíndricas y permiten salvar vanos mayores que una presa de contrafuertes habitual, manteniendo espesores reducidos.

El sistema estructural en Presas Arco

El esquema estructural se basa en un cálculo tridimensional que puede simplificarse si se calculan como un entramado de ménsulas y arcos que actúan de forma independiente pero con compatibilidad de movimientos en los puntos de cruce.

Como primera aproximación podemos emplear el cálculo del espesor del arco a cada cota con la fórmula de los tubos delgados. Sin embargo solamente valdría en el caso de presas arco sin empotramiento en la base como la presa del Vado en Castrovido.

Ilustración 8 Presa del Vado en Castrovido (Jesús Granell). Arco cilíndrico

El comportamiento real de una presa bóveda dista mucho de ser el de un arco puro. Los esfuerzos tenderán a transmitirse movilizando el mínimo de energía elástica posible y ello no será siempre a través de los arcos, sino que puede realizarse a través de las ménsulas, sobre todo cerca de la cimentación.

Por tanto, la presa bóveda debe considerarse como un conjunto de ménsulas limitadas por planos radiales y un conjunto de arcos, limitados por planos verticales. Cada una de estas ménsulas se apoyará en una serie de arcos.

Particularmente, el arco de coronación tiene una especial significación al no estar sometido a carga hidrostática alguna su deformación es pequeña y por tanto puede considerarse como un apoyo elástico para las ménsulas. Aparecen zonas traccionadas o tensionadas en el pie de aguas arriba y en el tercio superior del intradós.

Ilustración 9 Simplificación del esquema estructural de las Presas Arco

Tendremos presas bóveda de radio constante (suelen serlo las cilíndricas, las múltiples y las presas de arco-gravedad), de ángulo variable o de radio y ángulo variable, con varias curvaturas.

 

Ilustración 10. Perfiles de Presas Arco

Las tracciones en la cimentación se compensan con desplomes en esta zona hacia aguas arriba mientras que las tracciones en coronación se evitan con desplomes hacia aguas abajo en dicha zona.

Al disponer los arranques de menor curvatura, aumentan las flexiones en los mismos, por lo que es práctica común aumentar su espesor, generalmente hacia aguas abajo. Conseguiremos de esta manera centrar la resultante y mejorar la transmisión de esfuerzos al cimiento.

 

Ilustración 11 Presa Arco de Tsankov-Kamak. Bóveda de 135 m de altura

Lo que se busca es un arco de curvatura y espesor variables, donde la línea de presiones se ajuste bastante bien al eje del arco.

Con la puesta a punto del método de los elementos finitos tridimensional, se puede abordar el cálculo de una forma global. La presa y el cimiento se dividen en una red de elementos tetraédricos o prismáticos. Permite considerar la deformabilidad del cimiento e incluso cimientos heterogéneos, basado en la teoría de la elasticidad.

Para más información:

Es muy recomendable la lectura de la colección de libros de Ingeniería de presas. Presas de fábrica de Joaquín Díez-Cascón y Francisco Bueno.

Por otro lado están editadas una serie de Guías Técnicas de Seguridad de Presas que desarrollan de forma abundante el articulado del Reglamento de Seguridad de Presas http://www.spancold.es/paginas/lista_publicaciones.asp?Categoria=GuiasTecnicas

Para un mayor acercamiento hacia estas tipologías de presas os adjunto los enlaces al capítulo 11 de la guía de presas de la FERC (empresa americana que estudia las obras hidroeléctricas).

Y el manual de la USACE para presas en arco que podéis obtener junto con otras interesantes publicaciones del enlace que os señalo: http://www.publications.usace.army.mil/USACEPublications/EngineerManuals.aspx?udt_43544_param_page=8

 

Autor: Víctor E. Florez, docente del Máster en Diseño, Construcción y Explotación de Obras Hidráulicas

El impacto económico de un aeropuerto

Que cualquier gran aeropuerto es un generador de riqueza nadie lo pone en cuestión. Es decir, los más de 53 millones de pasajeros que pasaron por el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas generaron un impacto económico mucho mayor que el mero ingreso económico de sus billetes a las compañías aéreas y al gestor aeronáutico.

En este blog vamos a esbozar cuál es la influencia económica de un aeropuerto y el efecto multiplicador del mismo en su área de influencia.

El impacto económico de un aeropuerto se mide en los siguientes impactos:

 

Impacto económico directo:

El impacto económico directo comprende el empleo, los ingresos y el PIB asociados con la operación y gestión de la actividad del aeropuerto. Es decir, esta clase de impactos refleja el conjunto de actividades económicas y turísticas que se llevan a cabo por su actividad diaria. Esto incluye actividades del operador del aeropuerto, las aerolíneas, control del tráfico aéreo del aeropuerto, aviación general, compañías de handling, seguridad aeroportuaria, inmigración y aduanas, mantenimiento de aeronaves, comercios, restauración y ocio, carga aérea, transporte de pasajeros y otras actividades en el aeropuerto.

 

Impacto económico indirecto:

El impacto económico indirecto comprende el empleo, los ingresos y el PIB asociados con las industrias externas al aeropuerto que abastecen y apoyan las actividades del mismo. Por ejemplo se podría incluir en este apartado a los mayoristas que proporcionan el catering de los aviones, el suministro de combustible de las aeronaves, empresas que asesoran legalmente a las compañías, agencias de viajes, hoteles, restaurantes y un largo etcétera.

 

Impacto económico inducido:

El impacto económico inducido contempla la actividad económica generada por los empleados de las empresas relacionadas directa o indirectamente con el aeropuerto en la medida que gastan sus ingresos y consumen. Por ejemplo un empleado de una compañía consume en la zona de influencia del aeropuerto y quien se beneficia de este consumo puede consumir a su vez generándose un efecto multiplicador de empleo e inversión. Este círculo o cadena es lo que se llama el efecto multiplicador de la renta y es lo que mide el impacto inducido.

 

Impacto económico catalítico:

El impacto económico catalítico hace referencia a la influencia y la capacidad del aeropuerto para facilitar nuevos negocios en otros sectores de la economía como pude ser facilitar el comercio, catalizar inversiones por ejemplo en parques empresariales, aumentar el turismo o mejorar la productividad de las empresas cercanas al mismo.

 

Como se puede intuir los impactos directos e indirectos son fácilmente cuantificables mientras que los inducidos y catalíticos requieren de metodologías específicas, que no por ser complejas y discutibles, significa que no sean fiables en su totalidad. Es lo mismo que sucede con las prognosis de tráfico, al fin y al cabo son prognosis.

De acuerdo con Aena la aportación del Aeropuerto Adolfo Suarez Madrid Barajas al PIB de la Comunidad de Madrid es del 9,3%. Se podrá cuestionar cómo se ha llegado a esta cifra pero esto, a mi juicio, es irrelevante para aceptar la importancia y el impacto económico de este aeropuerto en la economía y la vida de los madrileños.

Asimismo, según una reciente noticia de prensa de Aena del pasado mes de abril, el ministro de Fomento presentó el Plan Inmobiliario del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas que contempla una inversión cercana a los 3.000 millones de euros Abarcará 920 hectáreas de suelos potenciales con una previsión de 2,7 millones de m2 edificables y 140 hectáreas para espacios verdes. Incluirá cuatro usos diferenciados: Polo logístico, Actividades Aeronáuticas, Airport City y Centro de ocio y actividad comercial. Asimismo según la nota de prensa el Plan potenciará la actividad logística, de carga y aeronáutica, y creará nuevas áreas de servicio al pasajero, actividad hotelera, de oficinas y de negocios.

 

De la misma manera el Aeropuerto de Barcelona-El Prat no se quedará tampoco atrás con su propio Plan Inmobiliario. El Gobierno prevé una inversión público-privada de 1.264 millones de euros en un plazo de 20 años en el desarrollo urbanístico de 328 hectáreas de terrenos del entorno del aeropuerto. De las 543 hectáreas disponibles, Aena ha proyectado un gran complejo empresarial formado por oficinas, hoteles y plataformas logísticas y de carga.

El éxito de estas mega inversiones publico privadas lo dará el tiempo, ya que la economía de mercado es implacable y no entiende de presentaciones, prognosis y buenas intenciones, sino más bien de riesgos, oportunidades y rentabilidades, sobre todo si está metido de por medio el capital privado.

No hay que buscar muy lejos en nuestra geografía para encontrar los últimos desastres en nuevos aeropuertos. Pero eso es otro tema que no debería confundirse con el impacto económico de un aeropuerto.

 

Autor: Camilo Cano Miró, docente de la maestría en Aeropuertos: Diseño, Construcción y Mantenimiento

 

EADIC - Cursos y Master para Ingenieros y Arquitectos
EADIC Blog