Comunidad

18 de febrero de 2016 | por: Equipo Comunicación | 0 comentarios

¿Para qué sirve la Memoria de Cálculo Estructural?- Parte II

En los dos siguientes artículos vamos a analizar varios casos reales que os van a ilustrar sobre las utilidades específicas de la Memoria de Cálculo Estructural y las consecuencias que conlleva una mala redacción de este documento

Memoria de Cálculo Estructural

Procedimiento judicial sobre muros en Madrid

Javier, responsable del ayuntamiento, me vuelve a decir que no existe una Memoria de Cálculo Estructural. No sé qué hacer. Hablo con los proyectistas o autores del cálculo; les pido algún documento, el que sea, pero algo; me dicen que no están, que han desaparecido, que los han perdido. Vuelvo a leer el nombre de la empresa para cerciorarme de que estoy tratando con una empresa de ingeniería importante, porque me hacen dudar, y efectivamente tiene carácter incluso internacional. Bueno pues nada, más de 200 millones en estructura ejecutada y no hay ningún papel; pues puede pasar. Qué cosas; las cosas que uno ve en la vida muchas veces no están ni en los tebeos. Me resigno y a trabajar; pronostico que me voy a tener que pasar muchas horas en la obra preparando una prueba judicial útil para que exista al menos un documento que hable de su existencia.

Procedimiento judicial en Toledo

Llamo al timbre, me abre Andrés. Pasamos la mañana revisando todos los defectos estructurales, pues el refuerzo estructural no ha tenido todo el éxito que cabría esperar. Solicito la Memoria del Cálculo Estructural que ha tenido que servir como guía para reforzar la estructura. No la tiene; bueno, no pasa nada. Al llegar a la oficina envío dos cartas a los juzgados solicitando a cada una de las partes (demandante y demandada) que soliciten a los autores del cálculo que envíen allí aquel documento para poder realizar una prueba pericial útil para todos: demandante, demandada y juzgados. Pasan las semanas y me dicen del juzgado que no lo tenga en cuenta porque ninguna de las partes aporta aquel documento. No me resigno, hablo con los autores del cálculo para ver si tengo más suerte. Me mandan una hoja de papel con alguna figura dibujada a bolígrafo azul y rojo, sobretodo azul. Me dicen indirectamente y no expresamente que lo hicieron por intuición. Bueno. A la semana siguiente, me exigen de los juzgados que el tiempo apremia y que me pronuncie en breve respecto a la seguridad de la estructura después de que reforzaran la estructura. Cómo puedo pronunciarme claramente sobre algo que no puedo ver qué han hecho, ni sé qué han hecho, qué no sé qué han resuelto y que por lo tanto que no sé cómo se va a comportar estructuralmente con alguna prueba cierta. Son cosas que pasan.

Memoria de Cálculo Estructural

Leyendo estadísticas

Esta tarde me ha dado por leer las estadísticas de las aseguradoras sobre fallos en la edificación. Muestran que alrededor del 50% de las patologías encontradas y sobre las que realizan informes son debidas a defectos en el proyecto “teórico”. Las mismas estadísticas muestran que alrededor del 25% de las patologías encontradas y sobre las que realizan informes son debidas al proyecto de estructuras “teórico”. Estos porcentajes los encuentro tanto en los años 80 como en la actualidad (2016). Me parece curioso que en España y Francia tengamos muy parecido porcentaje de errores en los proyectos de estructuras “teóricos”. Veo además, que los porcentajes ni crecen ni decrecen con los años, lo que me da idea de su existencia y de su constancia. Finalmente entiendo que hay probabilidad alta de que un individuo, por ejemplo yo, tenga errores en una Memoria de Cálculo Estructural.

Para finalizar: Un recordatorio

Voy terminando, porque ahora empiezo a recordar decenas de casos sobre aquel documento aparentemente inofensivo, aunque siempre creí de gran trascendencia, puesto que influye en que las cosas vayan bien o mal. En definitiva que, se quiera o no, o guste o no, influye en mucho, tanto en que no haya problemas o que los problemas se solucionen con sencillez y rapidez, como que aparezcan problemas muy difíciles o que los problemas se solucionen de forma complicada o muy costosa. Una mala Memoria de Cálculo Estructural hace perder mucho tiempo y mucho dinero; sin embargo es todo lo contrario que una buena. En síntesis, no tiene sentido el plantearse dudas sobre su necesidad o el bien “social” que acarrea que aquel documento se haga bien y con sentido común. Y es que es algo que lo agradecemos todos, pero sobre todo los que vendrán en un futuro. Después de todo lo vivido, para qué preguntarse ahora esto.

  • ¿Para qué me/te/le sirve una Memoria de Cálculo Estructural?
  • ¿Para qué usan una Memoria de Cálculo Estructural?
  • ¿Para qué se necesita una Memoria de Cálculo Estructural?
  • ¿Quién necesita una Memoria de Cálculo Estructural?

Aquí puedes leer el anterior artículo sobre esta materia: ¿Para qué sirve la Memoria de Cálculo Estructural?- Parte I

Juan Carlos del Pozo, profesor del Máster en Cálculo de Estructuras de Obra Civil

Máster en Cálculo de Estructuras de Obra Civil

Comentarios

EADIC Blog