Comunidad

18 de noviembre de 2015 | por: Equipo Comunicación | 0 comentarios

Nanotecnología contra el cáncer

Una vez más la ciencia y la tecnología se ponen al servicio del ser humano. En este momento encontramos un caso de nanotecnología contra el cáncer y ha sido de la mano de un científico español, Samuel Sánchez Ordóñez, que ha diseñado unos submarinos microscópicos para atacar a las células cancerígenas, en el Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC).

Este submarino microscópico consiste en un tubo que expulsa burbujas de oxígeno para propulsarse en un medio líquido. Por lo tanto, su fin sería desplazarse por la sangre humana para administrar de forma precisa el tratamiento farmacológico necesario para el paciente.

Sería un factor de vital importancia para enfermos de cáncer, ya que, estos nanorobots se pueden controlar de forma externa, lo que posibilita que el medicamento necesario se dirija al lugar específico que se quiere, en lugar de tener que ser liberado por todo el organismo como ocurre con la quimioterapia.

Según palabras de su creador este tipo de tecnología también podría usarse para eliminar residuos contaminantes del agua.

Samuel Sánchez Ordóñez es licenciado y doctor en química por la Universidad Autónoma de Barcelona y este año ha recibido el Premio Fundación Princesa de Girona a la Investigación Científica, por su trayectoria científica internacional, especialmente en el campo de la nanotecnología. 

Comentarios

EADIC Blog