Comunidad

02 de noviembre de 2015 | por: Equipo Comunicación | 0 comentarios

Ingeniería aeronáutica, las lechadas bituminosas

Dentro de la ingeniería aeronáutica podríamos definir un aeropuerto, como el conjunto de obras civiles, edificios e instalaciones, explotado según unos determinados procedimientos, cuyo objetivo es proveer el intercambio entre el modo de transporte aéreo y los modos terrestres. En el mismo, diferenciamos el “Lado Aire” constituido por la aproximación al aeropuerto y el aeródromo, del “Lado Tierra”, constituido por las terminales y el estacionamiento de los vehículos terrestres. En un aeropuerto conviven, Ingeniería Aeronáutica e Ingeniería Civil.

Ingeniería aeronáutica

Igualmente, definimos el aeródromo como el conjunto de superficies terrestres por las que se mueven o en las que estacionan las aeronaves. Estas superficies con firmes son las Pistas, las Calles de Rodadura, las Calles de Salida, y las Plataformas. Los tipos de firmes empleados en las mismas, son de diferentes tipologías, atendiendo al tipo de materiales empleados en su sección, básicamente asfálticos, conglomerantes hidráulicos y granulares. Como todos los firmes, estos tienen una función estructural, dejando los aspectos funcionales del mismo básicamente a la última capa del mismo, es decir, a la capa de rodadura.

En dicho sentido, el valor indicativo de la “agresividad” de un avión sobre un firme apoyado en una determinada explanada es el ACN (Aircraft Clasification Number), que depende del tipo de aeronave, tipo de firme y tipo de explanda.

Uno podría imaginar, que dicha “agresividad”, sobre todo en lo relativo a los esfuerzos tangenciales a soportar, es extremadamente alta en las operaciones de aterrizaje y despegue de las aeronaves en las pistas a alta velocidad, y los esfuerzos tangenciales de torsión a menor velocidad ,en las calles de rodadura y de salida, en los limitados giros de los aviones.

Ingeniería aeronáutica

Las lechadas bituminosas son mezclas de áridos y emulsión (mezcla de agua y betún estable al almacenamiento), que se fabrican a temperatura ambiente, bien como sellado de pavimentos, o como tratamiento para la mejora de la textura de la superficie de los mismos, que incide decisivamente en la seguridad en la conducción. La misma tiene una consistencia líquida en el momento de fabricación in situ y aplicación, y va ganando consistencia sólida a medida que la mezcla pierde fluidos y gana en cohesión. Suele tener un espesor muy reducido, por debajo de los 2 cm, por lo que es una técnica muy apreciada, debido a sus magníficas prestaciones, los altos rendimientos que se consiguen durante su aplicación, y la economicidad de la misma frente a otras posibles soluciones.

La cuestión es ¿puede emplearse este tipo de técnica como tratamiento superficial en pistas de aeropuertos? Se podría pensar que la agresividad sobre el firme de los aviones, durante las operaciones de despegue y aterrizaje, invitarían a considerar soluciones de mayor espesor que no sufrieran tanto esfuerzos tangenciales horizontales comprometiendo la cohesión de la mezcla, ni técnicas cuyos requisitos de curado fueran limitantes, teniendo en cuenta que las operaciones de rehabilitación superficial en las pistas de aeropuertos, tienen unos condicionamientos muy severos en lo relativo a su explotación, y tiempos de cierre y apertura de pistas.

Pero la realidad  es que…se han realizado más de 20 actuaciones en pistas de vuelo de los aeropuertos de España con lechadas bituminosas en las rodaduras de sus pistas! Desde Barajas hasta Gerona, Barcelona, Gran Canaria, Palma, Ibiza, Menorca, Jerez, Almería, etc., grandes y pequeños, ejecutadas de día con el aeropuerto cerrado (menos)  o con horario restringido nocturno.

Ingeniería aeronáutica 

Esto se ha debido al importante desarrollo tecnológico de la industria de las emulsiones bituminosas, mejorando la calidad de las mismas, al igual que se han producido mejoras importantes en la maquinaria de aplicación.

Pero sin lugar a dudas, la principal razón de la posibilidad de empleo de las lechadas bituminosas en pistas de aeropuertos, se debe al conocimiento de los profesionales que participan en los procesos de diseño y aplicación de lechadas, y en las fases de proyecto, construcción y conservación de los aeropuertos de España, dotando a los mismos, de unas pistas con una “piel de calidad”, que aportan las mayores garantías existentes de seguridad en las críticas operaciones de despegue y aterrizaje de los aviones.

Francisco José Lucas, profesor del Máster en Aeropuertos: Diseño, Construcción y Mantenimiento

Máster en Aeropuertos: Diseño, Construcción y Mantenimiento

Comentarios

EADIC Blog