Comunidad

20 de noviembre de 2015 | por: Equipo Comunicación | 1 comentarios

Derivados del petróleo y su uso en la vida cotidiana

En nuestro imaginario colectivo, los productos derivados del petróleo pueden ser unos elementos muy abstractos. Es decir, la mayoría de nosotros sabemos que se utilizan en su mayoría como combustibles para dotar de energía a nuestras máquinas de uso diario,  ignorando los cientos de usos y derivados que provienen de su explotación, consiguiendo la fabricación de artículos que son tan habituales y cotidianos que a más de uno podrían sorprender.

En nuestra mente rondan imágenes de plataformas petroleras en medio del océano o gracias a las películas, pensamos en torres escupiendo petróleo con hombres cubiertos de “oro negro”, corriendo y gritando de felicidad porque se han vuelto ricos.

Pero más allá de eso, ¿para qué sirve el petróleo y sus derivados? Pues el petróleo está más cerca de nuestra vida de lo que pensamos. Pero vamos por el principio…

El petróleo crudo no posee un uso práctico, pero es una materia prima orgánica de gran valor que se utilizó desde los inicios de la humanidad, con el tiempo ha demostrado alto potencial para convertirse en una infinidad de productos y su utilización y explotación se ha ido puliendo con el paso del tiempo.

El refinado del petróleo crudo es un proceso por el cual el hidrocarburo se calienta en una caldera a 400º C para poder ser destilado y separado. A este proceso se le conoce como Cracking. Y es gracias a esto que se pueden realizar diversos derivados del petróleo que se encuentran en nuestro día a día. Si repasamos cuales son estos productos y sus usos tendremos:

  • Gasolina y naftas: La gasolina es la principal fuente de energía que utilizan los vehículos de combustión interna en el planeta, como es el caso de motos, tractores y automóviles propiamente.

Derivados del petróleo: naftas y gasolinas

  • Keroseno: Este líquido transparente que se obtiene de la destilación de petróleo tiene múltiples y  diferentes utilidades: como disolvente, para uso en la calefacción doméstica, para uso en motores a reacción y turbinas de gas e incluso, antiguamente se utilizaba como fuente de energía en aparatos de iluminación.

Derivados del petróleo: Keroseno

  • Gasóleos: Mejor  conocidos como Gasoil o Diésel, estos son muy utilizados por camiones y el transporte público por su costo inferior al de la gasolina.

Derivados del petróleo: Gasóleos

  • Fuelóleo: Qué es uno de los combustibles más pesados, es muy utilizado como combustible en plantas de energía eléctrica, en calderas y hornos a gas, así como también en buques y embarcaciones marítimas.

Derivados del petróleo: Fuelóleo

  • Bencina o éter de petróleo: Es una materia prima muy utilizada para la fabricación de ciertos disolventes y además como el diluyente para tintas, ceras, betún, y productos industriales y/o de limpieza.
  • Gases del petróleo: Entre los que se destacan el gas butano y propano, siendo el ejemplo más ilustrativo, la bombona que utilizamos para la cocina o calefacción, compuesta de gas butano, un tipo de gas licuado derivado del petróleo.

Derivados del petróleo: Gases del petróleo

Entre otros derivados del petróleo que se destacan por su uso cotidiano, podemos destacar:

  • Aceites: Utilizados como lubricantes y grasas.
  • El asfalto: Que comúnmente conocemos por su presencia en  el suelo de calles, autopistas y cualquier tipo de estructura superficial de uso público. En algunos sectores industriales es utilizado además  como material sellante.

Derivados del petróleo: Asfaltos, lubricantes y coque

  • Aditivos: De uso frecuente en motores de automóviles y maquinaria industrial.

Otra vía para que el petróleo y sus derivados lleguen a nuestra vida cotidiana, radica en la petroquímica, que a grandes rasgos implica la conversión de estos hidrocarburos en productos químicos que luego serán utilizados como materia prima para fabricar los siguientes elementos:

Derivados del petróleo: Industria petroquímica

  • Plásticos: Con los cuales se fabrican juguetes, botellas, artículos de cocina, envases, bolsas y miles de otros tantos productos que utilizan el polietileno como principal material y alquilbenceno.
  • Telas sintéticas: Las cuales sustituyen a la lana y el algodón.
  • Cauchos, gomas y látex.
  • Vaselinas para uso personal.
  • Pinturas, recubrimientos e impermeabilizantes: Siendo su principal componente el ácido naftecinco
  • Jabones, cosméticos, perfume y tintes.
  • Lubricantes para motor.
  • Detergentes y pluguicidas: Para artículos del hogar, siendo su principal elemento el alquilbenceno.
  • Ceras parafínicas: suelen emplearse para la producción de ceras para la limpieza doméstica y para la fabricación de papel parafinado.

La lista es enorme y no hace más que demostrarnos, a importancia del petróleo y sus derivados en nuestras vidas ya sea como fuente de energía o por su utilización como materia prima en todos los sectores que hacen a la industria de un país

                                       Derivados del petróleo: usos cotidianos

Y qué pasaría si se agotara el petróleo y sus importantes derivados petrolíferos; colapsaríamos por un tiempo hasta encontrar un sustituto, ya que la sociedad mundial gira en torno al uso de este hidrocarburo.

Una posibilidad para resolver el problema sería la creación de tecnología para reutilizar los distintos derivados del petróleo ya existentes como bolsas, plásticos, aceites usados, entre otros; y otra sería, encontrar un hidrocarburo que tuviera características similares al petróleo.

En el caso específico de la gasolina, se tendrían que utilizar biocombustibles u otros tipos de energía como celdas de hidrógeno o paneles solares.

 

Derivados del petróleo

Pero como conclusión podemos decir que el petróleo y sus derivados hoy en día seguirán jugando un papel fundamental e imprescindible para el desarrollo de la economía, facilitar la movilidad de las personas y los bienes, la producción de muchos materiales y para generar energía.

 

 Juan Ignacio Blanco Díez, profesor del Máster Petróleo y Gas: Prospección, Transformación y Gestión

 Máster en Petróleo y Gas: Prospección, Transformación y Gestión

Comentarios

1 Comentario

EADIC Blog