Dirección Financiera en la obra de actualidad.

Vamos a analizar los paralelismos entre los procesos operativos de una compañía y cómo se comportan los proyectos de infraestructura actualmente, el desempeño de la dirección financiera en el proceso constructivo.

La dirección financiera es el engranaje entre el departamento de contabilidad, la alta dirección y los socios. Traslada a la estrategia y operativa general de la compañía los resultados de la contabilidad de la misma, de tal manera que transforma la información contable de carácter aséptico en datos que pulsan la “salud” de la compañía, resultados que permiten valorar el estado de la empresa y establecer una planificación a corto y a largo plazo tanto en el interior de la empresa como de cara al exterior y los agentes que influyen en el estado de las finanzas de la misma.

En la actualidad los grandes proyectos de obra civil responden no sólo a elementos puramente constructivos, si no que cada día se comporta más como una empresa, de manera que debemos incorporar los conceptos de la dirección financiera tradicional de la empresa, a los proyectos de grandes infraestructuras.

Las grandes obras de infraestructuras, desde sus fases iniciales de proyecto, generan cash flows que van a ir determinando el éxito de la futura infraestructura, ya que ese éxito no se circunscribe al tradicional sentido de calidad de la obra, en sus remates y en sus procesos, si no que actualmente hay que incorporar elementos de rentabilidad financiera, conceptos que van a ser definidos desde la información que provea el equivalente al departamento de contabilidad dentro del grupo que esté desarrollando la citada infraestructura.

La evolución ha acaparado tanto el sector, que el Banco Mundial define los conceptos principales en el siguiente link:

https://ppp.worldbank.org/public-private-partnership/financing/project-finance-concepts

Con lo que es sencillo encontrar el paralelismo entre lo expresado en el primer párrafo de funcionamiento de la dirección financiera dentro de la empresa y extrapolarlo a lo que sucede en una gran obra civil.

 

Autor: Roberto Camilo, profesor en el Máster MBA en Dirección de Empresas y Gerencia de Proyectos de Ingeniería y Construcción

La clave está en el BIM Manager

Se ha hablado en multitud de ocasiones de que la implantación de la metodología BIM en el sector de la construcción está siendo quizás más lenta de lo deseable, al menos en España (en países como Estados Unidos o Canadá están mucho más familiarizados con esta tecnología ya no tan novedosa para ellos).

Es un cambio que las empresas no se atreven a realizar (es natural tener miedo a lo desconocido) a pesar de los beneficios objetivos que ello aporta a todos los actores implicados. También ralentiza la implantación el hecho de que quien debe fomentar el cambio no suele ser una persona técnica, sino más bien preocupada por el funcionamiento general de la empresa.

Sin embargo el hecho de que las administraciones empiecen a exigirlo para obra pública puede acelerar el proceso a pesar de que pospongan una y otra vez la fecha (https://www.casadomo.com/2017/11/07/nasuvinsa-comienza-impulsar-metodologia-bim-sector-navarro-arquitectura-construccion). Es bueno para todos, y es un cambio que aunque sea drástico no tiene por qué ser traumático.

La clave está en el BIM Management, en el BIM Manager, que el encargado de la transición esté a la altura de las circunstancias. Porque el BIM Manager no es una persona que sabe Revit y punto. Es una persona que por supuesto conoce el software BIM, pero sobre todo capaz de coordinar equipos de diferentes disciplinas y con diferentes metodologías de trabajo. Todo no va a ser BIM: los ingenieros encargados de calcular instalaciones o estructuras usarán su software de confianza, y éste puede ser BIM o no. Y al BIM Manager no le tiene que importar, sólo ser capaz de implementar la estrategia adecuada para poder exportar o importar el trabajo de los diferentes agentes para que todo el mundo «hable» el mismo lenguaje y que la comunicación sea fluida.

 

22

 

 

Esa estrategia debería quedar reflejada en el BEP (BIM Execution Plan), y este informe es clave para que la transición siga unas pautas establecidas previamente por el BIM Manager, por lo que no es un documento baladí, sino un tema que debe ser meditado, bien meditado. Como todo en el trabajo, es preferible perder tiempo en diseñar una táctica efectiva a que las prisas por empezar lleven al traste el trabajo de muchas personas.

El BIM Manager es una figura que va a ser clave en el sector en los próximos años y que determinará qué empresas se vuelven más competitivas y cuáles pierden el tren del progreso, con el peligro que supone en un país donde la construcción empieza a salir a flote después de muchos años. Esperemos que haya muchos BIM Managers y muy buenos, muy bien preparados, y que las constructoras, estudios de arquitectura, etc. no se tengan que enfrentar a una nueva crisis provocada no ya por el estallido de una burbuja inmobiliaria sino por ellas mismas, por no haber sido capaces de adaptarse a los nuevos tiempos. Porque el «renovarse o morir» no es una frase hecha.

Autor: Antonio Méndez Martín, profesor del Máster en BIM Management de EADIC.

 

Ventajas del desarrollo de infraestructuras sostenibles.

Los tres pilares de la sostenibilidad. Fuente: Architectural Green Method

 

La sociedad se ha hecho consciente de que la forma en que construimos tiene impactos sobre el planeta y sus habitantes. Los técnicos, además de construir de forma segura y eficiente, han de enfrentarse a nuevos retos sociales, económicos y medioambientales y construir infraestructuras sostenibles.

 

Las infraestructuras tienen un gran impacto en el medio ambiente y en la calidad de vida de las personas, por lo que construir infraestructuras sostenibles ha de ser un objetivo prioritario.

El objetivo del desarrollo sostenible es mejorar la calidad de vida de las personas aprovechando al máximo los recursos disponibles y controlar los efectos negativos de nuestros actos sobre el medio ambiente, el clima, la energía, el paisaje y los habitantes del planeta.

Cuando hablamos de infraestructuras sostenibles estamos hablando de medio ambiente pero también de economía y sociedad. Es una manera de pensar en el largo plazo teniendo en cuenta las repercusiones de nuestras acciones tanto en el presente como en el futuro.

La sostenibilidad no se refiere por tanto únicamente al medio ambiente. Es un término más amplio y engloba la suma de tres pilares esenciales (triple bottom line):

  • El ambiental: Las infraestructuras son grandes consumidoras de recursos, agua y energía, a la vez que productoras de residuos. Desde el punto de vista técnico, hay muchas estrategias que se pueden seguir para reducir el impacto de la construcción sobre el medio ambiente.
  • El económico: Para que un proyecto sea sostenible ha de ser viable en el largo plazo. No es suficiente calcular el desembolso inicial, hay que incluir el coste de ciclo de vida
  • El social: Las infraestructuras tienen un gran impacto en la sociedad. Repercuten notablemente sobre la calidad de vida de los habitantes a los que sirven. 

Para construir infraestructuras sostenibles, es necesario lograr un equilibrio entre los ámbitos económico, social y ambiental.

El reto de los técnicos es por lo tanto construir infraestructuras sostenibles. Este compromiso con la sostenibilidad reconoce las responsabilidades con generaciones futuras que tenemos al tomar decisiones sobre la forma de resolver nuestras necesidades actuales.

Podéis encontrar más información sobre infraestructuras sostenibles en la página del Institute for Sustainable Architecture:

https://sustainableinfrastructure.org/

 

Autora: Ana García Martínez, profesora del Máster en Planificación, Construcción y Explotación de Infraestructuras Ambientalmente Sostenibles

Mantenimiento de instalaciones eléctricas industriales

Por lo general las instalaciones eléctricas industriales tienen un gran costo. Sus fallas más allá de evidenciar un problema en el funcionamiento del aparato en sí pueden llegar a generar pérdidas muy grandes a la producción, lo cual representa una pérdida de dinero muy importante para la empresa en cuestión. Para no llegar a esto el proceso de mantenimiento de las instalaciones eléctricas es realmente importante y nos da la posibilidad de anticiparnos a los problemas antes de que los mismos se traduzcan en cuantiosas pérdidas económicas.

El mantenimiento es un servicio que agrupa a una serie de actividades cuya ejecución permite alcanzar un mayor grado de confiabilidad en los equipos, máquinas, construcciones civiles, instalaciones. 

El mantenimiento pasa a ser así una especie de sistema de producción o servicio alterno, cuya gestión corre paralela a este; consecuentemente, ambos sistemas deben ser objeto de similar atención, aunque la realidad demuestra que la mayor atención se centra en la actividad productiva o de servicio propiamente dicha. Está demostrado que las organizaciones eficientes tienen un eficiente sistema de mantenimiento. La reconversión de la actividad de mantenimiento debe verse, en primera instancia, como la adopción de un sistema que se adapte a las necesidades de cada empresa y particularmente a las características y el estado técnico del equipamiento instalado en ellas.

Instalaciones industriales eléctricas

En primer lugar es importante aclarar que el mantenimiento de instalaciones industriales eléctricas se encuadra en un proceso más global que es el del mantenimiento industrial en sí.

El mantenimiento industrial se define como un proceso genérico que consiste en un conjunto de acciones encaminadas a la preservación de la maquinaria, el equipo y las instalaciones con el fin de que las mismas sigan sirviendo en condiciones óptimas para el servicio que han sido adquiridas, evitando o minimizando sus fallas durante su vida útil y aumentando su eficiencia.

Entre algunas de las instalaciones más comunes en las cuales la energía eléctrica se manifiesta en los equipos podemos mencionar los motores eléctricos y los generadores, la iluminación, las líneas eléctricas, las cajas de conexión, los interruptores, etc.

Las fallas en los sistemas industriales que funcionan con energía eléctrica se traducen en grandes pérdidas económicas, por lo que se hace necesario asociar el mantenimiento con una tarea preventiva.

Normalmente, cuando se piensa en mantenimiento de instalaciones eléctricas industriales pensamos en reparación de maquinaria que no funciona, sin embargo el mantenimiento no se centra en esa cuestión, sino en evaluar de manera periódica el funcionamiento de cada uno de los circuitos eléctricos que abastecen las máquinas de manera que se pueda detectar hasta el problema más pequeño.

Cuando se produce un fallo en una instalación eléctrica esto es una advertencia de un problema grave y una vez que está instalado el fallo el problema de origen no suele ser difícil de detectar.  El desafío en la detección de los problemas en realidad se encuentra en la tarea de mantenimiento. Cabe destacar que los problemas no se encuentran tan a la vista y es necesario personas realmente cualificadas para detectar fallas pequeñas que luego pueden llegar a convertirse en potenciales desastres.

Por eso es importante que el mantenimiento de las instalaciones eléctricas industriales sea llevado a cabo por  personas altamente cualificadas, en algunos casos las instalaciones eléctricas industriales son de gran complejidad y una persona sin experiencia en el mantenimiento de las mismas puede llegar a pasar por alto potenciales problemas.

Una buena detección a tiempo de los problemas que afectan a una instalación eléctrica puede llegar a salvarnos de tenerse que ver en la situación donde se quiera  o no sea necesario reemplazar una pieza por otra.

Debido a la especificidad de ciertas instalaciones eléctricas, hay que destacar que es probable que en muchas ocasiones no se tengan los repuestos originales de las piezas que se deben reemplazar, lo que supone tener que esperar a que la pieza se importe o esté disponible. Esto significa que la central eléctrica o industria puede llegar a encontrarse parada por días o incluso semanas, lo que se traduciría en pérdidas económicas realmente grandes, por lo que se debe de tratar de evitar llegar a esta situación.

También es importante tener en cuenta que a la hora de realizar las revisiones técnicas de algunas máquinas medianamente complejas existe un protocolo. Aunque para algunos seguir medidas de protocolo puede parecer innecesario, cabe recordar, que las mismas están diseñadas con el fin de que no se salte nada a la hora de llevar a cabo el chequeo y garantizar que la instalación se encuentre funcionando de manera correcta.

A nivel industrial cuando una máquina entra en revisión siempre hay otra que la reemplaza de manera que el servicio o la producción de determinado producto no se vean afectados. Debido a que el mantenimiento muchas veces implica quitar la máquina de servicio, la empresa en cuestión tendría que preverlo con anticipación de manera que no se afecte a la productividad de la misma.

terminología de mantenimiento

 

Fiabilidad, mantenibilidad y disponibilidad

Estas tres funciones se pueden enfocar de forma provisional (antes del uso) o de manera operacional (durante o después del uso)

Las tres funciones, llamadas respectivamente R(t), M(t), D(t), son funciones de tiempo. En mantenimiento es indispensable precisar la noción de tiempo.

vida de un material

 

Autor: José A. Segovia, profesor del Máster en Diseño y Construcción de Instalaciones y Plantas Industriales

¿Cómo combatir los ciberataques a sistemas SCADA?

Los ciberataques a las compañías e instituciones es un problema creciente que cada vez más preocupa a las empresas, y en especial a las industrias, ya que los ciberdelincuentes son capaces de robar información confidencial de nuevos productos, desconfigurar equipos de las cadenas de producción o incluso afectar a la seguridad de la planta con diferentes motivos, fundamentalmente económicos. Los ataques de tipo ransomware de los últimos meses, se están volviendo más habituales y amenazan con convertirse en un problema multimillonario si no se planifican soluciones para prevenirlos.

Si bien toda empresa o institución puede llegar a ser víctima de ciberataques, la trascendencia de éstos es aún mayor en la industria, fundamentalmente porque además de afectar a la seguridad intelectual, la vulneración de la seguridad en determinadas plantas industriales podría afectar seriamente a la seguridad de las personas.

El adecuado diseño de los sistemas de seguridad puede ahorrar millones de euros a las industrias, contribuyendo a su rentabilidad y a la conservación de puestos de trabajo.

Naturalmente existe el peligro de que los ciberpiratas se abran camino hasta uno de los ordenadores donde funcionan los HMI (Human-Machine Interface), pertenecientes a los sistemas SCADA que están autorizados para establecer conexiones con los PLC u otros dispositivos pertenecientes a la red de campo de las plantas industriales. Pero para llegar a ellos desde el exterior son las propias redes y protocolos de la informática convencional los primero puntos que deben ser vulnerados. Por ello a la hora de dificultar la entrada de los ciberdelincuentes hasta los sistemas SCADA, el primer frente a reforzar será la propia seguridad informática convencional, y así los cortafuegos irán adquiriendo una importancia cada vez mayor durante la protección de los sistemas SCADA existentes y los que se vayan implementando a medida que avance el proceso masivo de automatización e interconexión de procesos industriales e infraestructuras críticas.

Porque una de las principales ventajas de los sistemas SCADA es la interconexión y deslocalización geográfica de los diferentes nodos y la posibilidad de control y monitorización desde otro punto centralizado. Por tanto, la interconexión para acceder a ellos, debe de ser total. Esto implica el riesgo de que los equipos industriales queden expuestos a ataques procedentes de la red y perturbaciones causadas por la actividad de malware y otros parásitos informáticos. Esta situación se complica por causa de otros factores:

–        Posibilidad de implementar controladores industriales en tarjetas de hardware para PC, o virtualmente por software.

–        Estandarización de componentes y software.

–        Preferencia por un tipo determinado de bus industrial, como por ejemplo PROFINET.

–        Políticas inadecuadas de uso de Internet y dispositivos USB en las empresas.

–        Cortafuegos mal configurados.

–        Intranets mal administradas.

–        Puntos de acceso WiFi inseguros.

–        Ignorancia de los operarios y responsables de planta.

Pero, ¿cómo podría desencadenarse un ciberataque a una industria?

Supongamos una industria alimentaria que donde hay un simple sistema de bombeo de agua potable que se utiliza en diferentes procesos de toda la cadena de la planta industrial. Este sistema, al igual que la mayoría de los procesos de la factoría, se encuentra gestionado y gobernado por un SCADA. El sistema de bombeo de agua potable es muy simple ya que extrae agua de un tanque y la traslada a otro, para después retornar ese agua al otro tanque.

El sistema funciona por medio de una bomba sumergible y dispone de unos controladores de nivel que le dicen al sistema cuándo el nivel de agua se encuentra bajo. Cuando ocurre esto, se da una orden a la bomba para que arranque.

Si un atacante conectado a Internet es capaz de visualizar toda la red del sistema de control industrial mencionado, y decide atacar directamente a la bomba, aunque a simple vista pudiera pensarse que la bomba no es un objetivo con puntos débiles destacables, sin embargo no es así.

La bomba sumergible tiene que ser estanca, por lo que debe estar encapsulada, y por ello suele tener problemas de refrigeración. Puesto que al arrancar ésta se calienta, el fabricante debe dar instrucciones sobre cuántas veces por hora se puede ejecutar esta operación, limitando con ello el número de arranques de la bomba.

sistemas scada 2

El atacante llega a la conclusión de que si la bomba se pone en marcha un excesivo número de veces, esta puede sobrecalentarse y por tanto se puede destruir ese equipo. Para ello lanza un script con un conjunto de instrucciones implementadas, utilizando las propias herramientas que usa el sistema de control SCADA, haciéndole creer que los cambios que se le solicita realizar son legítimos. Le da diez órdenes consecutivas a la bomba para que arranque y se pare con la intención indicada y finalmente acaba destruyendo la bomba.

Pero, ¿qué hubiese pasado si en lugar de un simple sistema de bombeo de una industria alimentaria se hubiera tratado de un sistema de control SCADA que gestiona el abastecimiento de agua a una ciudad, y hubiese sido burlado por un atacante con un perfil técnico compuesto con conocimientos de hacking y de ingeniería industrial?

Una de las formas para intentar defenderse de estos ataques es el uso de señuelos. Los señuelos son prototipos de aquellas infraestructuras que se consideran críticas, los cuales se conectan a Internet de la misma manera que lo hacen los modelos originales en cualquier industria, dando entrada a los correspondientes sistemas de control SCADA del correspondiente señuelo. De esta forma se consigue desviar a los ciberdelincuentes de los verdaderos sistemas considerados críticos.

Entre julio de 2015 y diciembre de 2016 una empresa de ciberseguridad que da servicio a las empresas recibió más de tres millones de alertas. Y entre ellas relató cómo en las primeras 24 horas de exposición del señuelo en Internet, un ataque del ransomware Cryptolocker cifró la memoria de su servidor SCADA.

Se podría llegar a pensar que si queremos inmunidad total en una red de campo tendríamos que cortar toda comunicación con el exterior. Sin embargo, dar marcha atrás a la rueda del progreso no es una solución realista. Además, la desconexión física de Internet no sería de gran ayuda. Recuérdese que el gusano informático Stuxnet consiguió infectar estaciones SCADA y autómatas Simatic S7 de Siemens tras haberse infiltrado en plantas nucleares de Irán a bordo de llaves USB infectadas.

Profesor: José Javier Díez Vidal, docente en  nuestro Máster en Electrónica Industrial, Automatización y Control 

 

¿Cuáles son los procesos de gestión de las adquisiciones del proyecto?

La Gestión de las Adquisiciones del Proyecto incluye los procesos necesarios para comprar o adquirir productos, servicios o resultados que es preciso obtener fuera del equipo del proyecto. La organización puede ser la compradora o vendedora de los productos, servicios o resultados de un proyecto.

Los procesos de Gestión de las Adquisiciones del Proyecto (Capítulo 12 del PMBOK) son:

  • Planificar la Gestión de las Adquisiciones: El proceso de documentar las decisiones de adquisiciones del proyecto, especificar el enfoque e identificar a los proveedores potenciales.
  • Efectuar las Adquisiciones: El proceso de obtener respuestas de los proveedores, seleccionarlos y adjudicarles un contrato.
  • Controlar las Adquisiciones: El proceso de gestionar las relaciones de adquisiciones, monitorear la ejecución de los contratos y efectuar cambios y correcciones según corresponda.
  • Cerrar las Adquisiciones: El proceso de finalizar cada adquisición para el proyecto.

Es responsabilidad del equipo de dirección del proyecto garantizar que todas las adquisiciones satisfagan las necesidades específicas del proyecto y que a la vez se respeten las políticas de la organización en materia de adquisiciones. Según el área de aplicación, los contratos también pueden denominarse acuerdos, convenios, subcontratos u órdenes de compra. La mayoría de las organizaciones cuentan con políticas y procedimientos documentados que definen específicamente las reglas de adquisición, así como quién está autorizado a firmar y administrar dichos acuerdos en nombre de la organización.

En las fases iniciales, el equipo de dirección del proyecto puede buscar el respaldo de especialistas en contratación, adquisiciones, derecho y disciplinas técnicas. Dicha participación puede ser impuesta por la política de una organización.

Un proyecto complejo puede implicar la gestión simultánea o secuencial de múltiples contratos o subcontratos. En tales casos, el ciclo de vida de cada contrato puede finalizar durante cualquier fase del ciclo de vida del proyecto. La Gestión de las Adquisiciones del Proyecto se aborda desde la perspectiva de la relación entre el comprador y el vendedor. La relación comprador-vendedor puede existir a muchos niveles en cualquier proyecto, y entre organizaciones internas y externas a la organización compradora.

 

Autor: Alberto Navas, profesor del Curso de project management: preparación certificaciones PMP® y CAPM® de PMI.

Si te interesa este curso te puede interesar el Máster en Dirección de Proyectos Internacionales PMI®

WEBINAR GRATUITA: La Seguridad y Salud en el Trabajo

Te damos la oportunidad de participar en una jornada para conocer las últimas tendencias y los perfiles más demandados del sector de la Seguridad y Salud en el Trabajo. 

Infórmate de la mano de reconocidos profesionales del área y conoce la metodología de EADIC en el Máster Internacional en Seguridad y Salud en el trabajo y Prevención de Riesgos.

 

Apúntate ya a nuestra WEBINAR GRATUITA. Inscríbete Aquí

 

El aprovechamiento de la energía: conversión a la sostenibilidad

Para lograr la sostenibilidad debe haber una reducción de la energía consumida, manteniéndose los mismos servicios energéticos, pero reduciendo la contaminación y el coste de la energía.

Los objetivos de la sostenibilidad son principalmente:

  •   Establecer un enfoque integrado con miras a fomentar un crecimiento responsable a largo plazo.
  •   Fomentar el papel de la sociedad para que desempeñe un papel en la determinación del futuro.
  •   Reducir el consumo de recursos, detener la contaminación y conservar los hábitats naturales.

La sostenibilidad debe estar basada en tres pilares fundamentalmente: el económico, social y ambiental. Todo esto se puede conseguir promocionando y utilizando las energías sostenibles como por ejemplo las energías renovables.

Los sistemas de generación energética tradicionales utilizan energías no renovables. Son aquellas que existen en la naturaleza en una cantidad limitada. No se renuevan a corto plazo y por eso se agotan cuando se utilizan.

La demanda mundial de energía en la actualidad se satisface principalmente con este tipo de fuentes de energía: el carbón, el petróleo, el gas natural y el uranio.

Las centrales térmicas convencionales, ciclos combinados y nucleares son sistemas de generación energética que utilizan estos combustibles.

El principal problema es su impacto ambiental, provocando gases de efecto invernadero, el cambio climático, la lluvia ácida y la deforestación.

Durante los últimos años se ha fomentado la utilización de las energías renovables, que podrían sustituir en un futuro a las convencionales, reduciendo de este modo la dependencia energética y ayudando a la sostenibilidad del planeta.

Las energías renovables son aquellas que se renuevan constantemente, por tanto, no se agotan con el paso del tiempo. Estas fuentes son una alternativa a las tradicionales y producen un impacto ambiental mínimo.

Son la energía solar, eólica, hidráulica, geotérmica y la biomasa principalmente.

Un factor importante en la sostenibilidad será introducir la “Generación Distribuida” y las micro redes.

Se trata de la generación o el almacenamiento de energía eléctrica a pequeña escala, lo más cercana al centro de carga, con la opción de interactuar (comprar o vender) con la red eléctrica.

Una Micro red es una red eléctrica integrada, que utiliza fuentes de energía distribuidas, en su mayoría renovables y dispositivos de almacenamiento de energía para suministrar la demanda en forma local. 

Normalmente, la Micro red opera conectada al sistema eléctrico de la empresa suministradora, pero con la capacidad de autoabastecerse y operar de forma aislada cuando sea necesario.

renovables 

Generación distribuida 

 

Autor: Javier Sueiras, profesor del Máster en Planificación, Construcción y Explotación de Infraestructuras Ambientalmente Sostenibles 

La mejor gestión de negocio con business intelligence

Frecuentemente oímos hablar a través de los distintos canales de comunicación que el mercado en el que nos encontramos en la actualidad es muy dinámico y globalizado, haciendo que cada vez la competencia entre las distintas compañías sea mayor. Debido a ello cabe destacar la importancia de una buena gestión del negocio para asegurar su futuro, viendo claros ejemplos de cómo  lograr el éxito de la empresa, como business intelligence, así como otros casos en los que, debido a una mala gestión, puede conllevar a la quiebra y desaparición.

El término negocio proviene del latín negotium, un vocablo formado por nec y otium (“lo que no es ocio”). Por tanto se trata de la ocupación, el trabajo o el quehacer que se realiza con fines lucrativos, es decir, consiste en una operación para satisfacer las diferentes necesidades de los compradores mediante procesos de producción, distribución y venta de servicios y bienes que repercute en un beneficio económico al vendedor.

El concepto de gestión hace referencia a la acción y a la consecuencia de administrar o gestionar algo, es decir, llevar a cabo diligencias (dirigiendo, ordenando y organizando) que permitan la realización de una operación comercial.

Analizando ambos conceptos vemos que la gestión del negocio o gestión empresarial es aquella que busca mejorar el rendimiento y competitividad de una empresa o negocio. La gestión del negocio es primordial dentro de la dinámica de una economía de mercado, ya que las empresas tienen la oportunidad de analizar los distintos escenarios (pudiendo además analizar el pasado, el presente, predecir el futuro y tomando decisiones acordes a sus objetivos) con el fin de obtener una óptima rentabilidad reflejándose en la generación de bienes y servicios.

Independientemente del sector de la empresa, se podrían definir cinco pilares a tener en cuenta en una correcta gestión del negocio:

1.-El plan estratégico

2.-La gestión de los recursos: personal e infraestructuras

3.-Gestión de compras y proveedores

4.-Gestión comercial: el cliente y su satisfacción

5.-Control de gestión: el presupuesto y los costes

Para ser capaces de conseguir de manera rápida, eficiente y correcta el conocimiento necesario sobre las diligencias a tomar, necesitaremos de soluciones apropiadas que nos faciliten y simplifiquen estas tareas de forma que la gestión del negocio se haga con criterios sólidos y fiables y no dejando decisiones al azar o de manera poco eficiente comprometiendo el futuro del negocio. Siendo el conjunto de estrategias, aplicaciones, datos, productos, tecnologías y arquitectura técnica que nos ofrece todo lo necesario para esta adecuada gestión del negocio lo que comúnmente se conoce como business intelligence. 

 

Autor: Héctor Romero, profesor del Máster en Big Data y Business Intelligence.

Un acercamiento a las centrales hidráulicas

En los años 40 alrededor del 94% de la energía eléctrica española procedía de Centrales Hidráulicas. Bien es cierto que el consumo eléctrico en esas fechas no era ni por asomo la décima parte del actual.

Las centrales hidráulicas continuaron construyéndose, sin embargo, otras energías; centrales térmicas principalmente (carbón y otros combustibles fósiles) tomaron la delantera en un momento dado, incluso las centrales nucleares superaron a las centrales hidráulicas en producción.

Centrales hidráulicas 

Salto de Aldeadávila. 1243MW de potencia instalada, (la mayor en España).

En los tiempos actuales, parece que se ha vuelto a apostar por esta energía renovable y limpia. Se trata de una forma de obtención de energía en la que la inversión inicial es alta, pero los equipos que se emplean son por otra parte robustos y duraderos. Además la tecnología empleada es bien conocida y ha variado poco desde hace tiempo.

La incorporación de las centrales reversibles, centrales hidráulicas generadoras durante el día que rebombean el agua empleada en la generación de energía durante la noche, es una forma de acumulación de energía, que no es posible en otro tipo de sistemas.

centrales hidráulicas 

La ampliación de centrales existentes con saltos conocidos y controlados es otra de las oportunidades de que se dispone a la hora de pensar en aumentar la potencia instalada.

El aprovechamiento posterior del caudal empleado para cualquier uso que se pretenda, es otra de las razones por las que se debiera considerar en más ocasiones el empleo de centrales y minicentrales hidráulicas.

La buena gestión de los recursos disponibles para generación de energía y dotación de agua al consumo podría ser uno de los caballos de batalla a resolver en los años venideros.

En España contamos con un volumen embalsado de 55.000hm3, de los cuales 22000hm3 se aprovechan hidroeléctricamente y la potencia instalada es de 18.000MW.

A nivel mundial la potencia instalada es de 1.000.000MW y la energía generada en centrales hidráulicas resulta del 20% de la producción mundial.

Existen países  como Paraguay, Costa Rica, Uruguay, Islandia, Nueva Zelanda, en los que el 75% de su energía consumida se produce a partir de Centrales Hidráulicas.

Por otra parte, los países con mayor energía hidroeléctrica instalada son por este orden:

1. China (Presa de las Tres Gargantas en el río Yangtsé. Potencia instalada 22.500MW.)

Centrales hidráulicas

2. Brasil (Presa de Tucuruí en el río Tocantins. Potencia instalada de 8370MW.)

centrales hidráulicas

3. USA (Presa de Grand Coulee en el río Columbia con 6800MW de potencia instalada.)

centrales hidráulicas

4. Rusia (presa de Sayano-Shushenskaya en el río Yenisei con 6400MW de potencia instalada)

centrales hidráulicas

 

Y con datos más tangibles en la siguiente tabla pueden compararse las potencias instaladas y la generación de energía anual.

centrales hidráulicas

El futuro de la producción hidroeléctrica se encuentra en la zona de Asia y en Sudameríca. Mientras que parece estancarse en Norteamerica.

centrales hidráulicas 8

Para saber más:

Artículo: El periódico de la energía. Las diez hidroeléctricas más grandes del mundo: http://elperiodicodelaenergia.com/las-10-centrales-hidroelectricas-mas-grandes-del-mundo/

Artículo: energía hidroeléctrica: un pilar de las renovables en España
Fuente: Especial Energías Renovables 2016 http://www.ecoticias.com/especial-renovables-2016/112807/energia-hidroelectrica-pilar-renovables-Espana

Artículo: Las 10 mayores centrales hidroeléctricas de España. https://ecoluzconsultores.wordpress.com/2015/07/14/las-10-mayores-centrales-hidroelectricas-de-espana/

 

 Autora: Begoña Labalde, profesora del curso de Hidráulica Industrial y del Máster en Electrónica Industrial, Automatización y Control

 

EADIC Blog