Diseño y ejecución de túneles #ExperienciaEadic

Llegamos al ecuador del Curso Superior Universitario en Infraestructuras Ferroviarias con este módulo que versa sobre túneles.  Sin duda, uno de los módulos más densos vistos hasta ahora, con cantidad de material adicional y del cual salimos preparados para el diseño y ejecución de túneles.

 Como concepto, un túnel es aquel paso subterráneo abierto o generado de forma artificial que nos permite establecer una comunicación, siendo obras caracterizadas por su alto grado de incertidumbre. 

En la última década en España, como consecuencia del desarrollo de grandes infraestructuras, ha tomado un auge importante la construcción de túneles, no sólo mediante los métodos convencionales, entendiendo por tales, los métodos de perforación y voladura, conocidos como Método Austriaco, o los métodos puramente mecánicos, sino también la utilización de gran cantidad de tuneladoras, que se pueden considerar como verdaderas “fabricas de túneles”.

Los estudios geológicos, relacionados directamente, con los estudios y caracterización geotécnica sirven para definir los tipos de terrenos por los que va a discurrir el túnel proyectado, consiguiendo determinar las características lito-estratigráficas, hidrogeológicas, estructurales, etc, del macizo circundante al túnel, datos básicos y fundamentales, para la definición de la obra, sostenimiento y método de excavación. 

Diseño y ejecución de túneles

 

 

 ¿Te interesa el diseño y ejecución de túneles?

Consulta nuestro Curso de diseño y ejecución de túneles: aspectos prácticos fundamentales

 

 

 

Al llevar a cabo una excavación en cualquier tipo de medio, lo que estamos haciendo es cambiar el estado tensional inicial del macizo rocoso, o masa de suelo, provocando deformaciones como respuesta. Limitar esas deformaciones es el objetivo que persigue el sostenimiento. A grandes rasgos existen sistemas de sostenimiento de tipo rígido (hormigón) y de tipo flexible (bulones adherencia ò fricción, hormigón proyectado y cerchas).

Lo más adecuado desde el punto de vista práctico y de ejecución, es que los bulones sean todos de la misma longitud, la más habitual es de 4 metros salvo en terrenos de relativamente malas características geotécnicas que se utilizan de 6 metros. También se habla de uniformidad en el espesor de la capa de gunita a proyectar, aunque bien es verdad que en las gráficas aparece una distinción entre los hastiales y la calota, dando lugar a una distribución tensional uniforme. En cualquier caso, trabajaremos con distintas separaciones de bulonaje y distintos espesores de capa de hormigón proyectado, así como, tipo y separación de cerchas que nos permiten una mayor o menor limitación de deformaciones.

Hoy en día, la mayor parte, por no decir todos, los túneles que se construyen sobre todo para obras de alta velocidad ferroviaria y autopistas, están impermeabilizados y revestidos en su totalidad. Desde el punto de vista de la impermeabilización la más habitual es un geotextil de gramaje 500gr/m2 y lámina de PVC de 2mm de espesor. El revestimiento definitivo suele ser de hormigón armado y espesor contaste e igual a 30cm.

En este artículo se han intentado dar pequeñas nociones generales para el diseño y la construcción de túneles, pero, no debemos olvidar que cada caso es único y por tanto, debemos adoptar soluciones concretas, seleccionadas dentro del amplio abanico estudiado en el curso.

Nos vemos el próximo 3 de Febrero donde veremos vía ferroviaria y recordad que nuestro colaborador Yuri Rubio sigue en Twitter

EADIC Blog